Carabineros activa “Plan Tipo A” para el viernes ante llamados a protestas: aumentarán dotación en un 50% y reforzarán controles en 85 puntos de Santiago

21 de abril del 2021/SANTIAGO Desde el 21 de abril, Carabineros dispuso un piquete de cerca de 15 efectivos en las afueras del TC, en calle Huérfanos. Sin embargo, ayer el personal se retiró y pasará a formar parte del plan de contingencia destinado para el viernes en la capital. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

La policía uniformada aumentará los controles en distintas zonas de la capital, pero principalmente en las comunas de Estación Central, Peñalolén, San Bernardo y Providencia, especialmente en el eje de Plaza Baquedano. Se pasará de contar con 3.500 efectivos a poco más de 5.250 uniformados en labores de contingencia.


En las próximas horas la policía uniformada entró en otra preocupación: el llamado a huelga nacional realizado por la Central Unitaria de Trabajadores para este viernes. Por lo mismo, Carabineros ya está recabando información de los llamados a manifestarse, luego de constatar que ayer el clima no era de los mejores, por ejemplo, en San Antonio y Antofagasta, donde se registraron barricadas, en el marco de las protestas de trabajadores portuarios.

Para evitar eventos violentos de gravedad, cuya alerta bajó tras el fallo del TC que dio luz verde al tercer retiro que atizó el llamado a protestas, la institución activó un “Plan Tipo A”, que significa tener mayor personal en los cuarteles con todos los oficiales disponibles y así reforzar los servicios preventivos durante esa jornada. Esta planificación contempla un aumento de un 50% de los efectivos en las calles de Santiago, pasando de los 3.500 que están habitualmente para estas labores a poco más de 5.250 uniformados en las distintas arterias de la capital.

Las zonas de despliegues y de reforzamiento ya están determinadas. Son 85 los puntos de Santiago que contarán con más personal de apoyo, dado que, según los análisis de la policía, es ahí donde hay más posibilidades de eventos violentos, considerando el historial de esos lugares y su nivel de riesgo.

Algunos de estos objetivos son: el casco histórico de Santiago Centro, considerando La Moneda y la sede de Santiago del Congreso Nacional, que está al frente del Palacio de Tribunales; la Avenida Colón, en San Bernardo; las calles más concurridas de Maipú, Quilicura, La Granja, Lo Espejo, Peñalolén, especialmente Av. Grecia; Estación Central, en Villa Francia, y también parte de la infraestructura crítica, como algunas estaciones de Metro. Plaza Baquedano, en Providencia, y sus alrededores, como Vicuña Mackenna, Parque Bustamante y Pío Nono, también serán prioritarios.

Ya durante este miércoles dirigentes de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) desplegaron un lienzo en una de las estaciones de Metro como una acción previa a los llamados de huelga a nivel nacional que hay para la jornada del viernes 30.

Factor Fase 2

La preocupación de la policía radica en que el viernes se juntarán dos cosas: primero, la huelga nacional convocada por la CUT, y lo segundo, que esto se concretará el viernes, día que habitualmente, tras el estallido social, siempre concentra una cantidad importante de desórdenes en el sector de Plaza Baquedano, zona hace un mes no se presenta como escenario de desmanes.

Si bien la semana pasada hubo cierto amague de desórdenes en Baquedano, dado que tras el anuncio del gobierno de recurrir al TC se esperaba un clima crispado para esa jornada, Carabineros utilizó a su favor el hecho de estar Santiago y Providencia en cuarentena. Esto facilitó los procedimientos, pues durante los controles de fiscalización se aplicó la norma del Artículo 318, que sanciona a quienes infringen las medidas sanitarias decretadas por la autoridad. En pocas horas se arrestó a cerca de 160 personas y las eventuales manifestaciones se disiparon.

Pero esta vez el panorama es distinto. Fuentes policiales señalaron que al levantarse la cuarentena en Providencia, no podrán detener a las personas por el solo hecho de circular sin permiso en Plaza Baquedano y sus alrededores, hacia el oriente. Sin embargo, advierten otras fuentes consultadas, lo que sí se dispondrá será una férrea fiscalización con controles de identidad y la aplicación del Artículo 318, cuando se sorprenda a grupos de más de 50 personas reunidas en un punto específico. Ahora, en caso de desmanes y delitos flagrantes, se procederá de inmediato con la detención de esas personas y ponerlas a disposición de la fiscalía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.