Covid-19 en las Urgencias: registro de Salud señala que existen 63 pacientes a la espera de una cama crítica

Pese a que diferentes facultativos coinciden en que en las urgencias se pueden realizar procedimientos como la intubación y mantener a un paciente ventilado en la unidad, no es la práctica más adecuada para dar a un paciente grave las atenciones necesarias. Sólo en la RM hay 27 personas esperando su traslado a una unidad especializada.


“Esta ha sido de las peores semanas de la pandemia. Entre la semana pasada y ésta, sentimos que se inició la peor fase. Y eso ha sido bien desgastante”. La frase es parte del relato que entrega a La Tercera el urgenciólogo Luis Enberg. El también presidente de la Sociedad de Medicina de Urgencia (Sochimu) explica que, a diferencia de la primera ola, durante este nuevo rebrote la principal complicación es que han debido seguir atendiendo patologías como infartos y accidentes cerebrovasculares -que se han incrementado tras un casi un año de faltas de controles en pacientes crónicos- o accidentes de tránsito que, a pesar de la cuarentena en la Región Metropolitana, continúan ocurriendo.

“En la Urgencia estamos capacitados para procedimientos como la intubación y a mantener un paciente ventilado en la unidad, es algo frecuente. Sin embargo, es la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) donde al paciente se le puede dar la atención más adecuada. Es un ambiente controlado”, añade Enberg, quien además es jefe de esa unidad en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. El médico acota que como parte de la estrategia de reconversión de camas críticas, varias urgencias han debido ceder camas a la Unidad de Paciente Crítico (UPC).

El registro diario que elabora Salud y que contabiliza el avance y ocupación de las plazas UCI -distribuido entre los prestadores de la red integrada público-privada-, en las últimas semanas comenzó a reportar la cantidad de pacientes que están a la espera en las Urgencias por una cama crítica.

El informe, al que accedió La Tercera, señala que hasta el día martes, había 63 pacientes en todo el país internados fuera de la UCI esperando un cupo. Y de ese total, 57 se mantenía con ventilación mecánica. Sin embargo, esta cifra podría elevarse si en los próximos informes se contabilizan los pacientes que están a la espera de una cama básica o intermedia.

RegiónPacientes Covid-19 en Urgencia a la espera de cama UCIPacientes con ventilación
Arica y Parinacota00
Tarapacá00
Antofagasta55
Atacama22
Coquimbo55
Valparaíso86
Región Metropolitana2728
O’Higgins52
Maule44
Ñuble00
Biobío42
La Araucanía22
Los Ríos00
Los Lagos11
Aysén00
Magallanes00
Total6357
*Datos del Ministerio de Salud al 06/04

El director de la Urgencia de Clínica Indisa, doctor Leonardo Ristori, relata que durante la mañana de ayer, en el recinto contaban con dos pacientes ingresados en la unidad sin ventilación mecánica que requerían cama básica o intermedia.

Sin embargo, Ristori transparentó la situación de demanda en cuanto a camas críticas: “Para cuadros graves no tenemos camas, pero afortunadamente no han llegado”. El facultativo señala que durante esta semana se han registrado menos enfermos graves, lo que se traduce en una necesidad menor de hospitalización, pero que durante la semana anterior había pacientes que por horas no tenían un cupo crítico y debían permanecer en su unidad.

Más crítica es la situación en la Red Christus UC, según el jefe de la unidad, el doctor Pablo Aguilera. Hasta ayer, señala el médico, “teníamos cinco pacientes requiriendo cama, pero no solo UCI. El día anterior (martes) teníamos 12 o hasta 20 hospitalizados”.

Aguilera precisa que la situación es tan frágil que “pacientes de ‘trauma’, como un accidente de tránsito, compiten por la cama de un paciente Covid-19. Las cosas malas pasan, los accidentes pasan. Un porcentaje no tan alto, al menos en el Hospital UC, es no Covid-19. Tenemos pacientes graves, y el drama es a quién priorizamos, cuánto tiempo puede aguantar un paciente crónico en la Urgencia”.

Enberg, en tanto, señala que si bien no hay datos objetivos de cuánto se ha elevado el boarding time en las unidades (o tiempo entre que un paciente de Urgencia es admitido para hospitalización e ingreso), este ha sido más prolongado durante la última semana, a la vez que se añaden más camas críticas. Así, según el último reporte de Salud, la red integrada ya alcanzó 4.068 cupos UCI habilitados.

La situación de los centros médicos anteriores se replica en la Clínica Alemana, donde el jefe de la Urgencia, Rodrigo Rosas, constata que en el recinto “hace un par de semanas comenzamos a tener más hospitalizados en la urgencia y hoy tenemos 17 internados. Pero no todos son de UCI, hay diferentes niveles de complejidad por paciente. Tenemos dos en este momento con ventilación mecánica”.

¿El tiempo de espera? Rosas admite que para ingresar a un paciente en la unidad que corresponde, hoy pueden pasar hasta 30 horas. “Lo que notamos en la primera ola es que llegaban solo patologías respiratorias, ahora llegan, además, otras patologías y con una carga de trabajo similar en ambas”, agrega.

Sobre esta situación, el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac recalca que “si bien esta enfermedad no se resuelve con camas de cuidados intensivos, nuestros equipos de salud están realizando un esfuerzo gigantesco por seguir reconvirtiendo y por mantener la atención de pacientes”.

En esa línea, y sobre los pacientes internados fuera de esas unidades, Dougnac sostiene que “estamos ante una situación excepcional y seguiremos buscando nuevas iniciativas para poder sobrellevar de mejor manera los efectos de la pandemia, pero debemos recordar que las camas no son infinitas (...). En el momento más crítico de la primera ola contamos con 3.216 camas críticas habilitadas en nuestro país. Y hoy, cuando la demanda es aún mayor, disponemos de 4.068″.

Escasez de vacunas

Al escenario general crítico se suma que durante esta semana las cifras diarias de vacunación se han ralentizado, según dan cuenta los gráficos del Departamento de Estadísticas e Información en Salud (DEIS). El lunes, se vacunó a 79.056 personas con primera dosis; el martes, 91.310, y hasta el cierre de esta edición, durante la jornada de ayer se había inoculado a 27.992 personas. Municipios como Conchalí señalaron a través de sus redes sociales, que como medida preventiva y por la baja de stock de vacunas Sinovac, se había tomado la determinación de inocular solo a pacientes a los que les correspondía su segunda dosis.

Sin embargo, desde Salud transmiten que se está reforzando la inyección de la segunda dosis y que el ritmo de inoculaciones diarias se recuperará a medida que se amplíen el rango de edad entre los grupos más jóvenes y a medida que vaya aumentando el stock de dosis disponibles.

Frente a ello, ya hay fecha para la llegada de nuevos lotes de vacunas. Se espera que durante este jueves arriben 240.000 dosis de Pfizer. Para el 10 abril está contemplado que llegue un nuevo millón de dosis de Sinovac, a lo que se suma un envío extra fechado entre el 12 o 18 de este mes, con más de 500.000 mil dosis del laboratorio chino. Del laboratorio AstraZeneca, se espera recibir un primer cargamento entre abril y mayo.

Las vacunas de la alianza Covax estaría confirmado su envío para abril, sostiene el ministro de Salud, Enrique Paris, pero aún sin una fecha clara. Ese envío corresponde a un poco más de 900 mil dosis del laboratorio AstraZeneca.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.