Luciano Rivas, único gobernador de Chile Vamos: “A nuestro sector le falta empaparse de las necesidades de la gente”

Luciano Rivas encabezará el gobierno de La Araucanía, para lo cual espera coordinar a los 32 municipios y exigir medidas de seguridad que den paz a su atribulada zona. Indica que nunca se mostró como un independiente a secas: "Siempre planteé que era el candidato de Chile Vamos, no era un independiente sin una casa política, sino que mi sector es la centroderecha".


“Cerca de las 9 de la noche me llamó el Presidente Piñera para felicitarme cuando estábamos en la plaza celebrando. Estamos muy contentos”, dice Luciano Rivas, la única carta de Chile Vamos (CHV) que este domingo logró un triunfo en la segunda vuelta de gobernadores regionales al competir por la región de La Araucanía.

El candidato independiente que compitió en un cupo de Evópoli ayer pasó de tener un bajo perfil a ser la figura más valorada del oficialismo. Tanto así que los candidatos presidenciales Ignacio Briones (Evópoli) y Sebastián Sichel (ind.) viajaron al sur para acompañarlo en su celebración. Antes también estuvo con el abanderado de la UDI, Joaquín Lavín.

Además de ser la única carta triunfante del oficialismo, este ingeniero acuícola que por cuatro años fue presidente de la multigremial y que se animó a competir tras la oferta del senador Felipe Kast (Evópoli), se anotó el punto de haber derrotado sorpresivamente al exsenador Eugenio Tuma (PPD) que en primera vuelta quedó con primera mayoría con un 30,3% de los sufragios (92.083 votos). Rivas ayer se impuso con un contundente 58,2%.

¿Qué cree que fue clave en su triunfo frente a Eugenio Tuma?

Si bien en la primera vuelta Tuma nos sacó una buena diferencia, creo que lo principal es que la ciudadanía pudo enfocarse en dos personas, mientras que antes estar con cuatro papeletas no me favorecía mucho porque era el candidato desconocido versus su trayectoria. En la segunda vuelta cuando ya se pudieron aclarar las posiciones, la gente se pudo enterar de nuestro proyecto para el gobierno regional centrado en la gestión. Creo que valoró el tono de unidad, de trabajo con todos, la región no aguanta más divisiones de política tradicional, y eso lo logramos plasmar.

¿Ser el candidato independiente le ayudó a ganar esta elección? ¿Se siente parte de Chile Vamos?

Yo siempre planteé que era el candidato de Chile Vamos, no era un independiente sin una casa política, sino que mi sector es la centroderecha. En un país donde el 99% del país son independientes, se valoró el discurso distinto a la política tradicional, de no prometer cosas que no se van a poder cumplir. Venimos a aportar con talento regional, con gente joven que quiere hacer cambios. Creo que especialmente en esta región la gente está muy agotada de escuchar las mismas rencillas de siempre, de izquierda y derecha, de discusión eterna de más o menos mercado cuando en La Araucanía tenemos una falta de Estado.

¿A qué atribuye que al sector le haya ido tan mal en las otras ocho contiendas en que se jugaba ayer?

Es cierto que al sector le fue muy mal. Acá hay un tema con las estructuras partidistas, hay una desconexión con lo que sucede en la realidad, hay que salir y no solo ver lo que sucede desde el living de la casa. Nosotros gastamos zapatillas y botines en esta campaña, pudimos conectar con la gente, a nuestro sector le está faltando compenetrar y empaparse de las necesidades de la gente y no estar discutiendo solo desde La Moneda, de las oficinas cuáles son las soluciones. Eso pasa la cuenta, hay que volver a tener conexión y no quedarse en una política de papel, sino que hacer política desde abajo, que ser autocríticos de que las cosas no se han hecho bien y no se reencanta a la gente para que vaya a votar.

¿Cuál es su plan para La Araucanía?

Lo primero será reunir a las 32 municipalidades para trabajar coordinados sin importar el color político, queremos incluir a la academia en esta coordinación para generar programas y planes. Acá tenemos dos problemas; uno es la violencia rural o el terrorismo en algunas zonas, y otra es la pobreza y falta de desarrollo del sector rural donde el Estado no ha solucionado problemas tanto que tenemos 19 mil familias que dependen de camiones aljibes. De las 642 localidades desconectadas digitalmente a nivel país, hay 320 están en la región, mientras que los comités de viviendas demoran 13 años en ejecutarse, es obvio que tenemos una falta de gestión desde el gobierno regional.

¿Qué atribuciones le gustaría tener para emprender su tarea, especialmente en la llamada zona de conflicto?

Hay que ser muy claros y entre las atribuciones del gobernador no está la coordinación de las policías, pero sí la posibilidad de generar planes y financiamiento, mejoras en tecnología, fortalecimiento de las juntas de vigilancia rural que son entes de apoyo. El gobernador es la principal autoridad elegida, por ende tenemos que exigir al gobierno central y al delegado presidencial el máximo de medidas de seguridad porque ningún plan de desarrollo subsiste si no hay paz.

¿Cómo evalúa el manejo del gobierno del conflicto en La Araucanía? ¿En qué cree que ha fallado?

Si hay algo que a los que somos de acá siempre nos causa malestar es que cada gobierno que llega instala un programa, ya sea Plan Araucanía, Plan Impulso, Araucanía 7, y como no tienen continuidad no llegan a ninguna solución real. Es cierto que esta es una de las regiones que más recursos contempla, pero creo que los beneficios sociales debieran ser detonantes de algo más ya sea de empleo, emprendimiento, etc., darles una segunda vuelta para generar inversiones o mejorar la infraestructura.

Ud. fue como independiente en cupo de Evópoli. ¿Su candidato a la primaria es Briones o Sichel?

Así como fui el candidato de CHV creo que los 4 (candidatos a la primaria del sector) son grandes candidatos, no voy a inclinarme por ninguno porque soy muy respetuoso del apoyo que me dieron todos los partidos. Eso se debe jugar en la primaria y creo que me debo mantener al margen…

Pero va votar en la primaria, supongo, y tendrá que decidirse por un candidato

Por supuesto que sí voy a votar, pero no voy a hacer público mi voto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.