Felicevich pasa el ataque: "Me jode que digan que manejo el fútbol chileno"

FFlista (1)

El nombre de este argentino afincado en Santiago hace 20 años, dueño de la agencia con más peso en el país, ha quedado manchado en los últimos días acusado de manejar el mercado con prácticas mafiosas. Está dolido y enojado. No acostumbra a hablar, pero esta vez quiere responder y defenderse.




El agente con más presencia en el fútbol chileno, el representante de los referentes de la Roja, Fernando Felicevich (49 años), se siente golpeado. En los últimos días se han sucedido testimonios que lo acusan de malas prácticas para incorporar futbolistas a su firma (Twenty Two) y las consecuencias que sufren quienes no se suben a ella. Siempre ha escogido la indiferencia o el silencio ante las informaciones que lo cuestionan. También inicialmente esta vez. Pero se siente perseguido, maltratado y entiende que no debe quedarse callado. Pide derecho a réplica y lo hace a través de un cuestionario con posibilidad de repreguntas, que responde casi en su totalidad.

Dice Edgardo Abdala que en Huachipato le dijeron: "o tu hijo firma con Felicevich, o no juega más".

De verdad no creo posible que haya pasado eso. En todo caso, estaría acusando al club, no a mí. Pero para entender la situación es bueno aclarar que Huachipato ha decidido hace tiempo no trabajar con una empresa de representantes (AIM) con la que ha tenido varios problemas muy serios, así como muchos otros clubes de Chile. Lo que entiendo que hace el club es pedirle a sus jugadores que no firmen con esta empresa. Después, los jugadores y sus familias tienen absoluta libertad para trabajar con el agente que quieran. De hecho, en las series menores del club, sus jugadores trabajan con varios. Lo ha declarado el presidente: nuestra empresa no alcanza a representar ni el 10% de sus jugadores jóvenes de proyección.

¿El que firma con usted juega y el que no, no?

Abdala firmó con nuestra empresa el mismo día que otros dos jugadores, Javier Altamirano e Ignacio Tapia. Desde entonces, Javi ha jugado más de 2.000 minutos en el primer equipo. Nacho, central zurdo de condiciones y proyección, ha jugado solo cuatro partidos. A Abdala, por un tema futbolístico, le ha costado más, no tuvo posibilidades. Así es el fútbol. Entonces, de tres jugadores jóvenes que firmaron con nosotros, unos jugó mucho, otro muy poco y el otro nada. Su padre dice que es culpa nuestra y que lo tenemos retenido contra su voluntad. Entiendo su frustración y sé quién está detrás de sus declaraciones, pero el jugador puede dejar de trabajar libremente en cualquier momento con un representante. Los contratos son mandatos revocables fácilmente. Es un trámite que dura cinco minutos. Y en TwentyTwo, con un mensaje basta para terminar la relación. Si un jugador nos dice que quiere seguir otro camino, un apretón de manos, un mucha suerte y listo. Nadie retiene a nadie contra su voluntad y este es el caso de Abdala, que ya hace tiempo está asesorado por otras personas. Entiendo que Abdala y sus representantes actuales quieren que Huachipato los libere para irse a jugar a México sin pagar ni un peso. Eso ya es un tema de ellos con el club en el que no tenemos nada que ver. Pero no creo que la forma elegida para lograrlo sea la mejor.

¿Quién está detrás?

No lo sé, seguramente alguien lo debería estar asesorando.

¿Usted es el dueño en la sombra de Huachipato, o de La Serena?

Estos mitos que se van construyendo son muy peligrosos y dañinos. Acepto mi responsabilidad. Al no salir a desmentir cada cosa que se inventa, permito que mentiras como estas se transformen en mitos. Pero también hay mucha responsabilidad de la prensa en no investigar y repetir historias que, claro, son más interesantes y generan más morbo que la realidad. Huachipato y La Serena son dos tremendas instituciones, con propietarios que han invertido mucho tiempo y dinero para estabilizarlas, profesionalizarlas y hacerlas crecer cuando estaban al borde de la desaparición. Trabajan mucho y son profesionales de primer nivel. Tengo una excelente relación con ellos y colaboro en lo que puedo, algo más en La Serena porque su presidente es muy amigo y nuevo en el fútbol, pero de ahí a insinuar que podría ser el dueño en la sombra me parece una falta de respeto no solo a los propietarios, sino a los clubes y sus hinchas. Se inventó lo mismo relacionándome con Cobresal, Barnechea... Se ensucia, luego la historia se pierde y el que lo inventó, sigue trabajando en el mismo medio y no pasa nada.

Yerco Oyanedel se fue de Twenty Two y, según su padre, dejó de ser considerado en la UC y en la Sub 20 como represalia suya.

Yerco dejó nuestra empresa después de que no accedimos a ciertas peticiones económicas que no nos parecían adecuadas para un joven de su edad. Y, como le decía antes, nos mandó un mensaje, nos deseamos buena suerte mutuamente y listo. Antes de esto, había sufrido un par de lesiones importantes, estuvo bastante tiempo parado y le ha costado recuperar su lugar. Puedo entender la frustración del papá, una buena persona, pero que busque las razones para la poca participación de su hijo en otros motivos. Decir que es una represalia mía es faltarle el respeto a toda Católica, desde el entrenador de la sub20, pasando por el entrenador del primer equipo, la dirección deportiva y hasta el presidente. Quien lo instigó a hacer las declaraciones que hizo cometió un error de criterio importante.

¿Quién lo instigó?

Es una buena pregunta. Entiendo la frustración de la familia que seguramente piensa que el jugador debiese haber avanzado más en su carrera, pero es una situación normal que pasa mucho. Lo importante es resolver esas situaciones de la manera adecuada.

Otra denuncia que lo señala: Joaquín Gutiérrez estaba en la sub 17, no aceptó ser reclutado a la fuerza por TwentyTwo, y desapareció misteriosamente de la nómina que entrena para el Mundial.

Esta es una muestra de cómo se arman las denuncias y cómo ciertos personajes son utilizados por terceros para armar sus ataques hacia nosotros. En una columna en este diario, llena de errores y mentiras, se habla de que habríamos bajado a Joaquín de la nómina para el Mundial. Otra vez, una falta de respeto al entrenador de la selección y a la ANFP. Pero a quien dirigió a este personaje se le pasó un detalle: no solo Joaquín Gutiérrez, sino también su hermano, son jugadores de nuestra empresa. Su mamá, una gran mujer, vino a nuestra oficina, nos conocimos y ambos forman parte de nuestro grupo. Además, Joaquín no pudo ir a los últimos entrenamientos de la selección porque lleva dos meses con una fascitis plantar. Pero así funciona esto, hay gente que tiene medios a disposición y hace años que repiten las mismas mentiras que lamentablemente se instalan como verdades. No hay nada que hacer, más que trabajar y aguantarlos.

¿Qué influencia tiene usted en las selecciones menores?

Ninguna. Lo digo tajantemente. En todas las últimas selecciones menores nunca tuvimos más de cinco o seis jugadores de nuestra empresa. Y ninguno de los entrenadores es representado por nosotros. Es más, al señor Ahumada, jefe de las selecciones menores, ni tengo el gusto de conocerlo.

¿Cómo se acerca y qué le ofrece a un juvenil para representarlo?

Cuando un joven nos interesa, lo conocemos, nos juntamos con su familia, conversamos mucho para conocerlos como personas. Luego, si nos sigue interesando, le ofrecemos a ellos y sus familias sumarse a un grupo de trabajo bien grande, con profesionales de alto nivel en las diversas áreas de apoyo que puedan necesitar. Mucha cercanía, mucho apoyo y contención. Pero también una visión de carrera en la que estemos de acuerdo, con metas ambiciosas y sueños comunes. Nos gusta mucho el fútbol, las competiciones importantes, la ambición deportiva de llegar a lo más alto. Si un chico o su familia nos dice que sueña con ganar dinero o jugar en el Necaxa, ahí mismo se termina la reunión. Son objetivos entendibles. pero nos gusta soñar con proyectos importantes, trabajar junto con los clubes y no contra ellos, una colaboración que nos permita ayudar a desarrollar buenos jugadores para Chile y buenas personas.

¿Y nada de ganar dinero o hacer negocio?

Por supuesto que es un negocio, sería tonto postular lo contrario. Pero nuestra empresa está diseñada y organizada para colaborar con los clubes en la formación de buenos jugadores y personas, que sean un aporte al fútbol en Chile. Si logramos eso, por supuesto que luego la gestión de la carrera de esos buenos jugadores y sus transferencias generarán ingresos para los jugadores, para los clubes y también para nosotros.

¿Cuál es su vínculo e influencia con Universidad Católica?

El vínculo de TwentyTwo con Católica lleva mucho tiempo, de las transferencias de Gary a Boca, Felipe Gutiérrez a Holanda, Pulgar a Italia... La relación está basada en la admiración y respeto hacia la gente que lo lidera, con un compromiso y una pasión que ha logrado que sea el club mejor gestionado del país, por lejos. Es bueno trabajar con los mejores. Para nuestra empresa, la UC es muy importante. Para la UC, sin embargo y con toda lógica, somos una empresa de representación más, sin ningún privilegio. La transparencia y cordialidad con las que hemos colaborado tanto tiempo nos permite una buena relación, pero no tenemos ningún privilegio. De hecho, hay otras empresas de representación que tienen más participación que nosotros en el fútbol joven de la UC. Seguramente es porque están trabajando mejor que nosotros. Hay que aceptarlo y tratar de mejorar.

¿Sospecha que AIM está detrás de todas estas denuncias contra sus métodos? Proceden de jugadores que o los representaban antes que ustedes o los representan ahora.

Yo tengo muy claro quiénes están detrás de esta campaña contra nuestra empresa. Y también quiénes son los instrumentos que son utilizados para poner la cara y ejecutar las campañas. Porque esto viene desde hace años, no es de ahora. Una realidad es que el rol de los agentes en la industria no es muy simpático. Voy a un ejemplo: en 2010, trajimos a Lucas Pratto, desde la reserva de Boca a la UC. Al principio le costó adaptarse, y se decía en los mismos medios que ahora nos atacan, que era un negociado mío con algún dirigente del club, porque solo así se explicaba que un jugador de ese pobre nivel hubiese llegado al club. Por supuesto, el hincha de la UC estaba enfurecido conmigo. Un año y medio después, Lucas era ídolo. Lo transferimos al Genoa y de nuevo, los mismos personajes diciendo que era otro negociado mío, porque no se podía entender que el ídolo no se quedara más tiempo. Otra vez, el hincha de la UC de acuerdo con las acusaciones y enfurecido conmigo, siendo que el club y para qué decir Lucas, estaban felices con nuestro trabajo. Es muy fácil atacar al agente para ganarse a la gente, somos los únicos que no tenemos hinchada. Eso lo entendí siempre y lo acepto como parte del juego, pero ahora se les pasó la mano. Utilizar a jóvenes, manipular la frustración de sus familias, presentar situaciones angustiantes o hacer comparaciones impresentables es demasiado. La prensa tiene un rol, muy importante, de investigar y denunciar cuando es necesario. Pero la cantidad de mentiras y suposiciones que se presentan como verdades en estos casos son difíciles de entender. Hasta que los miramos como parte de unas campañas dirigidas por algunos e implementadas por otros. Ahí todo calza.

¿El imperio Felicevich maneja el fútbol chileno?

Eso me jode bastante. No me gusta hablar de mí, pero vengo de muy abajo, mi viejo era camionero y mi mamá empezó ayudando con la limpieza en un banco y terminó como gerente 20 años después. A mí me costó mucho, estudié mucho, hice de todo, trabajo desde los 15 años y voy a cumplir 50. Cuando hablan de imperio y de manejar el fútbol y esas cosas, me duele mucho, porque se pone el resultado de todo ese esfuerzo en duda. Todo lo que hemos construido y logrado con mi equipo de trabajo se mira con una mirada muy negativa. Pero esta pregunta se contesta en parte con las anteriores. Que manejamos los clubes, que manejamos las selecciones menores, que manejamos la adulta, que esto y lo otro. Todas mentiras. De nuevo, reconozco nuestro error en no hablar más con los medios, en no haber ido desmintiendo con argumentos una a una las distintas historias y mitos que se han ido creando. Somos una empresa importante en la representación de jugadores. Llevamos 15 años en el negocio, fuimos uno de los primeros en profesionalizar, invertir, viajar, generar vínculos internacionales. Tuvimos la suerte y el privilegio de trabajar con una parte importante de la generación dorada de jugadores que tantas alegrías dio al país. Pero de ahí a hablar de imperio hay un trecho largo. El fútbol chileno es muy grande, está lleno de historia, tradiciones, éxitos. Los clubes, cada uno, son instituciones enormes, donde hay gente que trabaja mucho, que invierte, que pone su pasión al servicio de sus colores. Entonces hay que tener respeto. Que nosotros manejemos el fútbol chileno no solo es una falacia importante, sino una falta de respeto a los clubes, a la asociación, a los jugadores, a las demás agencias de representación y a la infinidad de gente que trabaja en esta linda y complicada industria. Yo soy extranjero, pero me siento chileno. Llevo 20 años viviendo acá. Y siempre voy a estar agradecido a este país y su gente por haberme dado la posibilidad de trabajar acá, haber formado mi familia en Chile y si pude o puedo ayudar en algo a desarrollar el fútbol chileno me voy a morir tranquilo.

¿Por qué se resisten a que haya control, transparencia o freno al poder de los agentes en el fútbol?

¿Quién se resiste? Yo estoy registrado como agente en las Federaciones de Inglaterra, España, Italia, Alemania, Brasil y la MLS. ¿Quiere más transparencia? Esas federaciones revisan, analizan e informan de todas las operaciones en las que intervenimos los agentes. ¿Le parece poco? Ahora, la ANFP, lamentablemente, tiene un reglamento que no está bien hecho. Se contrapone con varias regulaciones mundiales en vigencia y por eso no ha logrado incorporar a los agentes locales a su supervisión. Pero además, la FIFA ya ha anunciado que los agentes volveremos a ser controlados y fiscalizados por la FIFA misma, como hace un tiempo, una buena noticia. En todo caso, mi disposición y compromiso para colaborar con la ANFP y los clubes en esto es total y lo saben.

Es agente de los referentes de la Roja. ¿Manda usted ahí?

De nuevo. Estos mitos no solo me perjudican, sino también son una falta de respeto a la Selección, su entrenador y hasta el presidente de la ANFP. Si yo pudiese influir en las nóminas de la selección, tenga por seguro que en Brasil estarían Orellana, Enzo Roco, el chueco Mena, Benja Kuscevic, Felipe Gutiérrez, Matías Fernández, Valdivia y tantos otros que me gustan.

¿Bravo o Díaz estarían en la Roja si usted fuese su representante?

Las nóminas de la selección las hace el entrenador. Claudio y Marcelo son grandes jugadores y han dado alegrías a Chile, pero si el entrenador decidió no nominarlos, seguramente tendrá sus razones.

¿Usted está detrás de las redes sociales de Vidal y sus futbolistas top?

Para ser futbolista top, como Arturo, Alexis, Gary, Charly, Chapita y tantos otros, hay que tener ciertos rasgos de personalidad que les permita imponerse en situaciones complejas. Jugar ante cien mil personas, vivir en distintos países, disputar finales importantes, etc. En palabras simples, hay que tener un carácter fuerte. Ninguno de ellos deja que nadie les maneje nada. Sus vidas las manejan ellos y así tiene que ser. Las redes sociales son importantes, más para algunos que para otros. Pero son su vínculo directo con los hinchas, con la gente. Y es claro que cada uno hace lo que quiere en las redes. A veces piden algún consejo y feliz les doy mi opinión. Pero cada uno de nosotros toma las decisiones en su vida. Como debe ser.

Comenta