Alexis y Vidal no pueden con un Cristiano oportunista

Arturo luchando contra Cristiano

La Juve golpea de visita en la idea de la semifinal de la Copa Italia. Fue 1-2 para los de Turín. Arturo se fue enfadado por el cambio y Sánchez por una amarilla. La vuelta se juega el próximo martes.


Hace dos semanas se vieron las caras en Serie A y el Inter le pasó por encima a Cristiano y compañía. Hoy, en la semifinal de ida de la Copa Italia, la Juve se vengó y le ganó 1 a 2 en el Giussepe Meazza. El luso anotó un doblete y dejó comprometidos a los chilenos, que comenzaron el partido como titulares.

Inter golpeó primero con su estilo pragmático, tan propio de Conte. Esperaron atrás, resistiendo. Cuando vieron una oportunidad se lanzaron en busca del arco de Buffon y no la desaprovecharon. Un pase largo, que aguanto Alexis para entregársela a Barella, terminó con el gol de Lautaro a los 9′.

Eso sí, la ventaja duró poco, principalmente porque la defensa del Inter tuvo una de sus tardes más infantiles. Primero fue Young, que a los 25′ perdió la marca de Cuadrado y terminó haciéndole un penal que no desaprovechó la vecchia signora. Después, un malentendido entre Bastoni y Handanovic, dejó el arco vacío para que Cristiano anotara su doblete a los 35′. Conte en el banquillo no podía creer como su retaguardia, uno de sus grandes orgullos, le daba la victoria en bandeja a Juventus.

De ahí en más, el primer tiempo dejó poco. Solo una amarilla para Arturo que le reclamó al árbitro una falta que le cometió a CR7. Un enfrentamiento con historia el del chileno y el luso.

En la segunda parte, el Inter comenzó a sentir el picor del amor propio y salió a buscar el partido. Apretó en el área rival y tuvo un par de opciones para ponerse en ventaja. Una de las más claras fue de Alexis, que aprovechó un error en la salida de la Juve para rematar al arco. El central turco, Demiral, se la sacó de la línea.

Pasaron los minutos y más creció el local, demostrando que los equipos de Conte también puede ser ofensivos. Al menos cuando el resultado lo exige.

En la lucha por dar vuelta el partido, Arturo fue sustituido a los 71′ por Ericksen. El de San Joaquín dejó la cancha molesto y lanzando palabrotas al banquillo.

El resto del partido fue un ida y vuelta de oportunidades. Buffon se agrandó y terminó llevándose los aplausos. Cuando el partido terminaba Alexis también recibió amarilla por una falta en ataque. Tres minutos después el arbitro pitó el final.

La victoria deja a la Juve como favorita para pasar a la final. Los dos goles de visitante son su gran valor de cara a la vuelta que se juega el martes 9 de febrero. Cristiano sonríe y los chilenos se lamentan. Conte sigue preguntándose qué hicieron sus defensas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.