Mosa retira la inmunidad a Salas

ANIBAL MOSA QUERELLA

Foto: Patricio Fuentes

El presidente de Colo Colo reaparece luego de los hechos de violencia del clásico para presentar personalmente una querella contra los autores. El timonel reconoce fallas del club, admite que tendrán que acudir a robocops y por primera vez no descarta la salida del DT ante la pobre campaña.


Era la voz que faltaba. Aníbal Mosa, presidente de Colo Colo, no había emitido su opinión respecto de los hechos de violencia que ocurrieron el pasado domingo, durante el clásico entre el equipo que lidera y la UC, en el Monumental. Según él, tardó en hablar porque se encontraba fuera de Chile.

¿El contexto? La presentación de una querella que él mismo presentó junto a los abogados del Cacique contra ocho individuos, por lo ocurrido en el clásico. Ahí se le preguntó si es que al Cacique se le estaba midiendo con una vara distinta. Su respuesta no dio espacio a interpretaciones: "Sí, definitivamente. Con esto no me quiero hacer el pobrecito. Al contrario, nosotros vamos de frente, pero no se ensañen con Colo Colo", aseveró.

Fue claro en torno a la presencia de Robocops y las capacidades de los guardias de seguridad actuales. "Si ven las imágenes, esa turba que entró sobrepasó a Carabineros. Entregaremos las imágenes a la justicia. No es un tema de poner más guardias. Entendemos que el perfil del guardia tiene que cambiar, eso sí. Pero cuando entran estas turbas, te revientan puertas y pasan por encima de Carabineros, es difícil. El guardia que sea no tiene la capacidad de poder de detener, retener ni nada", señaló, además de quejarse por la no detención de ningún individuo ese día.

El paso de las horas lo hizo poder emitir juicios más en frío, eso sí. Asume responsabilidades, pero también pasa parte de ellas a otros. "Los mea culpa siempre son importantes de hacerlos. Estamos en una investigación interna muy profunda. También quiero dejar en claro que Colo Colo cumplió el libro de normas a cabalidad. Ahora nos dimos cuenta que este tipo de estándar nos está quedando corto, pero cumplimos con la pega que nos pidió la autoridad. Fuimos sobrepasados, efectivamente. Aunque no creemos justo solo cargarle la mano a Colo Colo. Estamos en un problema país de estallido social", reflexionó Mosa.

Para el puertomontino, la ANFP también tiene que asumir parte de la culpa: "Hace harto rato viene dando señales equívocas. Nosotros hemos respaldado muchas acciones fallidas que ha hecho la ANFP por darle apoyo. Pero la verdad de las cosas es que hoy día dejan mucho que desear sus decisiones. Se lo dije ayer al presidente: son decisiones arbitrarias y no son justas".

La situación de Salas

No fue de lo único que habló el timonel del elenco de Pedreros. También abordó el momento que atraviesa Mario Salas en la banca de Colo Colo, con tres derrotas consecutivas. La UC ya le sacó nueve puntos de ventaja al equipo del Comandante en apenas cuatro jornadas, y la U, el sublíder, seis. El directorio dice aún tener paciencia con el DT, aunque por pirmera vez con matices: "Hay respaldo absoluto a Mario. Nos gusta mantener procesos, pero las realidades deportivas también tienen que estar presentadas arriba de la mesa. Tenemos técnico, no hemos contactado con nadie. Cualquier contacto con alguien es falso".

El comerciante añadió: "No nos gusta dónde estamos. ¿A quién le puede gustar la manera en la que está jugando el equipo y la posición en la que nos encontramos en la tabla? Hace mucho tiempo que no perdíamos tres partidos seguidos".

Y recalcó: "No existen respaldos absolutos, porque cuando no son absolutos deja de existir ese respaldo". Y le puso presión inmediata al entrenador: "Marzo es crucial. Nosotros armamos este plantel para ganar el campeonato, y para tener una buena Libertadores".

Mario Salas, el guerrero, ya no es intocable. Mucho menos para la Garra Blanca, que sigue sintiéndose voz de Colo Colo. Ayer colgó lienzos en el Monumental pidiendo la salida del DT.

Comenta