El año con menos Alexis en la Roja

El ariete, con más desgana de selección que nunca. Sin lesiones ni locuras de DT, dos veces asomó apenas.


El 8 de febrero último fue el primer contacto entre Alexis y Rueda, su nuevo jefe en la Selección. En su primera gira por Europa para conocer a los jugadores, el DT se reunió en Manchester con el tocopillano. Quedaron satisfechos, dijeron. Se renovaron compromisos para el ciclo venidero.

Así, en marzo Alexis apareció en la primera nómina del caleño, a pesar de que el mismo jugador aseguró que meditó no asistir. “Tuve duda de venir a la Selección, pero lo pensé bien y sentía que teníamos que estar acá”, dijo. Quería quedarse en Inglaterra para continuar con su adaptación al United. Pero era la primera vez de Rueda y el ambiente andaba caliente por el desplante de Claudio Bravo. Alexis acudió y jugó de titular frente a Suecia y Dinamarca.

De ahí para adelante, no apareció más en las nóminas de la Selección. Y no por lesión o gusto de técnico. Un abandono que lo tienen con su peor cuota anual de partidos (apenas dos) con Chile. Venía de años muy buenos por las competiciones oficiales de 2014 a 2017. Ahora, habienso solo amistosos, bajó súbitamente.

En junio contra Rumania, Serbia y Polonia Rueda optó por una nómina alternativa, para dar descanso quienes en los últimos años habían llevado el peso de las campañas. Aunque hubo excepciones, como la de Medel, quien pidió estar, o Vidal, quien lesionado apareció en la concentración. Sánchez y otros no siguieron el mismo camino. Se agarraron al descanso.

La reciente fecha FIFA dejó en evidencia a Rueda por la ausencia del Niño Maravilla. Las versiones para explicarla no cuadraron. El técnico exhibió enfado en la conferencia previa a enfrentar a Corea. “Cuando hay lesiones musculares estar sentados 14 horas en un avión es retroceder en el proceso de rehabilitación, es hacerse daño”, fue una de las razones expuestas por el técnico para justificar su salida de la nómina. Y eso que no estaba lesionado. También dijo que era una decisión consensuada entre el United y el jugador. “No le pedí que no fuera a su selección, fue decisión suya”, matizó luego Mourinho. Y encima, cuando se le suponía descansando, Alexis aterrizó tan campante por Chile, desde Inglaterra, después de 14 horas de vuelo. Tres días después, sumó otras 14 de vuelta.

Aún quedan cuatro amistosos, dos en octubre y dos noviembre, pero 2018 está siendo el año con menos Alexis en la Roja. Como mucho, ya solo puede mejorar la presencia de sus inicios en la absoluta. Desde 2007 que no había estado tan lejos, y porque entonces se topaba con el Mundial sub 20, al que acudió.

Ayer, en tanto, se vio preocupado de su aprovisionamiento. Para ello, fue a un supermercado en Altrincham, localidad de Manchester donde reside, hecho que fue captado por medios como The Sun y Daily Mail.

Seguir leyendo