Antofagasta pierde una oportunidad y juega para la UC

Con un triunfo los nortinos aseguraban la clasificación a la Copa Sudamericana y quedaban como únicos perseguidores de la UC.



Antofagasta 1 – Audax Italiano 1

Ficha del partido:

Antofagasta: P. Garcés; P. Magalhaes, T. Astaburuaga, B. Romo, F. Sepúlveda; A. Barrios, G. Sandoval (87′, J. Duma), M. Collao (70′, P. Becker); E. Bello, F. Ciampichetti (60′, R. Contreras), F. Flores. DT. G. Amelí.

A. Italiano: J. Muñoz; C. Labrín, M. Fernández, F. Torres; O. Bosso, I. Vásquez (64′, R. Tarifeño), L. Cabrera, M. Campos; I. Ledezma, I. Jeraldino (85′, J. Leiva), S. Santos (90′, Herrera). DT. J. J. Ribera.

Goles: 1-0, 10′, Eduard Bello sirve un tiro libre desde la izquierda que llega de manera perfecta a la cabeza de Bruno Romo, que la coloca a la derecha del portero Muñoz; 1-1, 70’, Bosso cabecea en el primer palo, tras un córner, y engaña a todos los defensas, incluido Garcés.

Árbitro: C. Ulloa. Amonestó a Barrios, Contreras (A); Labrín, Jeraldino, Fernández (AI).

Estadio Calvo y Bascuñan.

En cursivas, jugadores juveniles.

Deportes Antofagasta desperdició una oportunidad histórica. Pudo quedar como único perseguidor de Universidad Católica, pero quedó tercero. Pudo clasificar por primera vez a una copa internacional, pero tendrá que seguir esperando. El dominio en el primer tiempo le dio la justa ventaja parcial ante Audax Italiano, pero la displicencia mostrada por los de Gerardo Amelí en el complemento les costó la victoria. Un córner y un anticipo de Osvaldo Bosso a los 70’ puso la paridad y le tendió una mano a la UC, que nuevamente se queda sola en la punta.

Los nortinos sabían lo que se jugaban y lo demostraron desde el primer minuto. La presión alta por parte de los delanteros y las combinaciones por la derecha entre Paulo Magalhaes y Eduard Bello, inquietaron sobremanera a los defensas itálicos.

Por eso no fue sorpresa que tan solo a los 10’ los Pumas abrieran la cuenta a través de Bruno Romo. El defensor aprovechó su altura para cabecear un tiro libre preciso del venezolano y encaminar la gesta que los llevaría al primer torneo continental de la historia del club.

Los de Juan José Ribera respondieron al golpe y comenzaron a tacar. Tres minutos después del gol adelantaron las líneas y utilizaron la pelota parada como principal vía de peligro. Fue precisamente en un córner que no se cobró penal a favor de la visita por mano de Barrios.

Los centros, fueran desde un tiro de esquina o libre, retrataban a Paulo Garcés. El equipo de La Florida siempre contó con la ayuda del arquero rival, que nunca dio seguridad en tan importante aspecto.

Tales vacilaciones presagiaban lo que terminaría sucediendo a los 70’, cuando Bosso anticipó a todos y silenció el Calvo y Bascuñan. Solo una jugada estratégica bastó para arruinarle los planes a los del Norte y echarle una mano a la UC, cuya tranquilidad en la cima de la tabla dependía de este resultado.

El afán de control de Antofagasta terminó pasándole la cuenta. Cuidar el resultado prematuramente fue un error para el que ya no había tiempo de remediar. El ingreso de Rodrigo Contreras por Ciampichetti buscó darle un aire nuevo al ataque, aunque terminaron consiguiendo todo lo contrario. Error tras error de Contreras echó por tierra cualquier posibilidad de victoria, el segundo lugar, y la confirmación de la Sudamericana.

Seguir leyendo