Aparece Luis Núñez, dispuesto a entregarse

Foto: Pedro Rodríguez/Archivo

El exfutbolista se reunió ayer con su abogado para abordar el caso de homicidio en el que se le denuncia como uno de los autores. Lucho Pato revelará su paradero solo si se cumplen dos condiciones. Una de ellas es el final de la paralización de Gendarmería.


Luis Núñez está localizado. También, según su abogado, misteriosamente tranquilo. Tras casi un mes prófugo de la justicia, el exfutbolista, sobre el que pesa una orden vigente de arresto por su presunta participación en un caso de homicidio, ha vuelto a dar señales de vida. Ayer, perfectamente consciente de la gravedad de la falta que se le imputa, que podría volver a ponerlo entre rejas, mantuvo una reunión con su defensor, Juan Hernández, para discutir los antecedentes y determinar los pasos a seguir.

Una reunión en la que el abogado manifestó al exfutbolista que ya había solicitado fecha y hora para la audiencia. Sin embargo, todo se encuentra sujeto a dos condiciones claves, fijadas por Hernández con el objetivo de poder defender de la mejor manera a su cliente y de garantizar las condiciones mínimas de seguridad para el cumplimiento de una posible prisión preventiva.

“Nosotros queremos poner dos condiciones para asistir a la audiencia. Primero queremos tener acceso a la carpeta de antecedentes antes de la fecha programada de la audiencia, y también solicitamos esperar hasta que se solucione el tema del paro de Gendarmería”, explica Hernández a La Tercera.

La carpeta debiese contener todos los antecedentes recopilados en torno al caso, motivo por el que el jurista que asiste al ex-Huachipato enmarcó esta solicitud como una condición mínima para manejar todos los hechos en relación al supuesto homicidio perpetrado por su cliente. “Sin ella no podemos ir a la audiencia, es lógico que tengamos que saber todos los antecedentes del caso”, agrega.

La segunda de las condiciones, la que guarda relación con el paro de los Gendarmes, inmersos en su quinto día de movilización, se antoja relevante, porque Lucho Pato, al contar con antecedentes criminales, podría quedar en prisión preventiva hasta la fecha de la audiencia. A consecuencia del paro, las personas con medidas de dicho calibre quedan varadas en una zona denominada de tránsito ubicada en los tribunales. En el día de ayer, los Gendarmes bloquearon el acceso al penal Santiago 1, lo que complica el traslado de los imputados desde el Centro de Justicia. Ante esta circunstancia y dados los antecedentes del ex-Católica, el mismo abogado presume que solicitarán una prisión preventiva que se deberá cumplir en la zona de tránsito.

Según el letrado, dicha zona no cuenta con las condiciones básicas para poder albergar a una persona. “Este lugar no tiene baños, no tiene camas, ni siquiera un colchón. Además, ni siquiera tiene duchas para mantener la higiene. Mi cliente no puede estar ahí y por eso solicitamos solucionar el tema de Gendarmería para que Luis, si es que queda en prisión preventiva, pueda cumplirla en un establecimiento con las necesidades básicas cubiertas y no quedar en un lugar que se podría considerar hasta inhumano”.

Hernández , quien pudo reunirse con Núñez, lo percibió tranquilo, extrañamente más enfocado en la trascendencia mediática de su situación que por el grave delito que se le imputa. “Luis está más preocupado por la exposición pública que por el hecho en sí mismo”.

En relación a la acusación, Lucho Pato está dispuesto a colaborar con la investigación para poder contar su versión de los hechos. “Luis quiere ser parte del proceso porque quiere defenderse de lo que es acusado y para eso hemos pedido una audiencia y también las dos condiciones que consideramos mínimas para afrontar el caso”, insiste Hernández, que espera que hoy le sea comunicada la fecha y la hora de la audiencia para comenzar con la investigación. “Esperamos poder aclarar si tuvo o no participación y cuando se aclare, ver si quedan sin efectos las medidad cautelares que pudieran decretarse”, culmina el defensor del exfutbolista.

#Tags


Seguir leyendo