Argentina saca la calculadora y ruega: "¡Paremos de sufrir!"

Lionel Messi

Foto: AFP.

Los principales medios transandinos critican a la Albiceleste, claman por un milagro y buscan fórmulas para una clasificación que asumen como muy complicada.


Argentina sufre y saca la calculadora para aferrarse a la clasificación. Después de igualar ante Paraguay, los transandinos cierran la tabla del grupo B, con apenas un punto y peor diferencia de gol que el invitado Qatar. Por eso, en un ejercicio muy poco habitual para los transandinos, sobre todo en torneos continentales, algunos medios de comunicación se abocan a encontrar las fórmulas para que la escuadra encabezada por Lionel Messi llegue a la segunda ronda del certamen.

La conclusión es categórica. "El domingo no queda otra que ganarle a Qatar y después esperar resultados para ser segundo o tercero", postula el diario deportivo Olé. El medio consigna la obligatoriedad de un triunfo sobre los asiáticos en el partido que se disputará el domingo en Porto Alegre. "Ya que si llega a empatar y alcanza las dos unidades muy difícilmente tenga chances de quedar entre los mejores terceros", estima, además de desplegar los diversos escenarios. "¡Paremos de sufrir", había titulado, casi a modo de ruego, la crónica del empate entre la Albiceleste y Paraguay.

"Hay noticias del futuro: la selección es un alma en pena que seguirá sufriendo", se titula el reporte del diario La Nación, también transandino. "La presunción se convirtió en certeza a poco de andar esta Copa América por la que la selección de Messi -y Messi- se arrastra. Lo que antes del torneo se presentaba como un equipo en formación es en verdad una deformación del sentido colectivo y espiritual que este bendito deporte propone. El empate ante Paraguay puso en relieve lo lejos que está este grupo de parecerse a un equipo", explica el extenso comentario, que repara en las deficiencias individuales y colectivas del combinado que dirige Lionel Scaloni.

En tanto, Clarín sostiene que la deuda de Argentina crece. "La Copa América sigue sin empezar para la Selección. El Mineirao esperaba ansioso ser testigo del despertar del equipo de Lionel Scaloni, pero se quedó con las ganas y la efervescencia se fue apagando al darse cuenta de que no sería posible ver algo nuevo. Lo único que no se repitió del traspié del estreno fue el resultado. Rasguñó un punto la Selección ante la combativa Paraguay de Eduardo Berizzo. Y nada más. Los cambios de Scaloni no funcionaron y con el 1-1 no despegó del fondo del Grupo B", analiza.

Comenta