El Barcelona sigue en carrera en la Copa del Rey… Por ahora

Autor: F. Contreras

El equipo azulgrana se impuso al Levante y revirtió la serie de octavos de final de la Copa del Rey, aunque ahora todo está entrampado por la polémica de la inscripción de un juvenil en la ida.


El Barcelona se impuso 3-0 al Levante, en la revancha de los octavos de final de la Copa del Rey, y avanzó a los cuartos de final del certamen (4-2 global). El cuadro culé, que tuvo a Arturo Vidal en cancha durante los 90 minutos, se impuso sin mayores sobresaltos a su adversario, que llegaba con la ventaja del triunfo 2-1 obtenido en el primer encuentro de la serie.

Los catalanes dominaron el encuentro de principio a fin y tuvieron en el francés Ousmane Dembélé a su figura más importante del encuentro. El extremo galo anotó dos veces para adelantar a su escuadra, a los 30 y 31 minutos de juego; goles que sirvieron para allanar el camino hacia la victoria.

El argentino Lionel Messi, que marcó el tercer tanto y definitivo, estuvo en su punto y fue el conductor de los azulgrana que, en general, prácticamente no sufrieron en ningún momento del compromiso. Vidal, por su parte, aportó, como casi siempre, el carácter y la fuerza necesaria en la zona media, siendo clave para el control del juego que establecieron los de Ernesto Valverde.

La clasificación de los barcelonistas, pese a estar asegurada desde el resultado, todavía no está firmada a raíz de la polémica que se generó en la previa de la revancha, relacionada con la eventual mala inscripción del juvenil Chumi en el primer duelo de la serie. El diario El Mundo denunció que el jugador arrastraba una suspensión por acumulación de tarjetas amarillas, aunque más tarde todos los medios hispanos echaron por tierra la versión inicial, a raíz de un cambio en la reglamentación que permite que un juvenil, como es este caso, cumpla su sanción en la categoría donde la recibió, es decir, el campeonato de Segunda B, donde el zaguero cuestionado juega regularmente con el elenco filial.

Pese a todo, el presidente del Levante, Quico Catalán, aseguró que denunciarán la situación y exigirán que se investigue y sancione a los culés, por lo que toda la situación, seguramente, se va a definir en los escritorios de la Federación Española de Fútbol. “Hay jurisprudencia sólida que nos avala”, dijo el timonel. “Vamos a presentar esta información en la Federación pase lo que pase”, expresó también el directivo.

Seguir leyendo