Guede: “Mi relación con Barroso es profesional. El entrena, yo dirijo. Punto”

Foto: Photosport.

El técnico de Colo Colo aborda los problemas futbolísticos que espera dejar de lado en el Superclásico ante la U.


Pablo Guede parte aclarando que aún no ha determinado cómo enfrentará a Universidad de Chile, el domingo en el Estadio Nacional. “Aún no defino el equipo. Hoy Claudio (Baeza) pudo trabajar un rato con nosotros. Esperaré hasta el sábado para ver los jugadores considerados”, afirma, estirando hasta último momento la incertidumbre respecto de cómo buscará superar al equipo de Guillermo Hoyos.

Sin embargo, irremediablemente, termina hablando de la crisis en la que está el plantel popular, provocada por los magros resultados a nivel local y en la Copa Libertadores. “Entiendo que una crisis en Colo-Colo da para que se inventen muchas cosas”, dice inicialmente. Y luego recuerda: “Las tres veces que enfrenté a la U, siempre llegamos de la misma forma. Hay que ver cómo está el equipo y cómo llegan para el fin de semana”. Sin embargo, intenta desvirtuar los problemas, sin desconocer la cruda realidad deportiva. “A nivel de camarín estamos bien, unidos para sacar adelante la tarea. A nivel futbolístico pasamos por el peor momento desde que asumí y esperamos salir de esto”, agrega.

Guede demora, pero, finalmente, afronta directamente el inestable momento grupal, que incluyó el respaldo público del viernes, las críticas de Julio Barroso a través de Twitter el domingo y el  ‘cara a cara’ del martes en Macul . “Estoy seguro de que lo que pasó el martes en el grupo fue muy bueno porque no todos pueden pensar de la misma forma. Lo que del viernes pasado no fue por mí, si no que por el grupo mismo que está convencido que podemos sacar esto adelante”, sostiene. Y se refiere puntualmente a la tensa relación con el defensor argentino. “Mi relación con Barroso es profesional. El entrena, yo dirijo. Punto”. También asume que su continuidad no genera un consenso pleno en el plantel.”Sé que de los 28 jugadores no todos querían que yo siguiera”.

Luego, se enfoca en los problemas futbolísticos del Cacique. “Lo de la cancha es el gran problema que tenemos. durante los partidos. Esperamos resolver los problemas futbolísticos que tenemos”, añade. Y abre la posibilidad a una modificación en la defensa: “No es descabellado que podamos jugar con línea de tres estando Felipe Campos en cancha. Son variantes que estamos manejando”.

Más tarde, valora la transcendencia del encuentro ante los azules. “Todos los partidos en Colo-Colo son importantes pero el sábado es un clásico y siempre hay que ganarlos”.

También aborda el traumático partido frente a Delfín, otra vez asumiendo una dosis de culpa. “Contra Delfín no estuvimos muy precisos en los pases y muchas veces tuvimos que correr mucho para atrás por esas fallas. No debí comenzar con línea de tres porque sabía que me sobrarían dos centrales. Pensé que lo ganaríamos atacando por dentro”, enfatiza.

Seguir leyendo