El Boca-River a la chilena

El impacto de la gran final de la Copa Libertadores también repercute en este lado de la cordillera. El siguiente es un repaso de los jugadores del presente torneo local que fueron xeneizes y millonarios, los nacionales que vistieron esas camisetas y antiguas glorias que jugaron en el país y que tienen en el currículum pasos por los colosos.


Es el partido del que habla todo el mundo, que tiene a los más forofos frotándose las manos y contando los minutos, tal como lo hacen los programas deportivos al otro lado de la cordillera, que no hacen otra cosa más que hablar de la final de la Copa Libertadores. Mañana, en La Bombonera, es el primer capítulo de la serie definitoria entre Boca Juniors y River Plate. La historia de xeneizes y millonarios se cruza con Chile de diferentes maneras, ya sea con jugadores nacionales que pasaron a esas veredas y viceversa. Por lo mismo, un ejercicio más que útil en esta coyuntura es hacer un paneo con la conexión chilena del clásico.

“No esperaba que se jugara una final entre Boca y River. Este tipo de partidos hacen que se pare el país. Que sea en la final de la Libertadores es lo máximo que le puede pasar a Sudamérica. Hay que tratar de bajar un poco los decibeles y que se juegue una final tranquila y sin violencia”, afirmó ayer el albo Juan Manuel Insaurralde, uno de los futbolistas de la liga chilena que perteneció a alguno de los finalistas. Precisamente, Colo Colo tiene a tres ex Boca. Además del Chaco, están Julio Barroso y Agustín Orión. El portero fue subcampeón de la Libertadores 2012 y semifinalista en 2016. Otros con pasado boquense son José Pedro Fuenzalida (UC), Matías Rodríguez (U. de Chile) Cristian Muñoz y Guido Vadalá (U. de Concepción).

Si el Cacique tiene tres ex Boca, Unión La Calera cuenta con tres ex River: Gianluca Simeone, Gonzalo Abán y Thomas Rodríguez (pasó por el club como juvenil). Además, están Cristián Álvarez y Diego Buonanotte en Católica, Martín Cortés en Curicó Unido y Santiago Gallucci en Unión Española. Por su parte, el ariete de Magallanes Sebastián Abreu fue riverplatense en 2008.

Tanto Boca como River han contado con chilenos, ya sea dentro de la cancha como a ras de campo, dejando una huella o pasando sin pena ni gloria. Los azul y oro han cobijado a cuatro futbolistas nacionales: Roberto Luco, Ivo Basay, Gary Medel y José Pedro Fuenzalida. El bonus track es Marco Bahamonde, de paso casi testimonial por La Bombonera entre 1998 y 2001. Además, Fernando Riera dirigió entre 1971 y 1972. “Sé la repercusión que tiene, cómo se vive, el ambiente y lo lindo que tiene como jugador vivir esta etapa. Me habría encantado estar, pero de afuera lo disfrutaré mucho”, declara el Chapita, campeón en Boca de la liga 2015 y de la Copa Argentina 14-15. “Por fútbol he visto muy bien a River, que tiene un proceso largo, con buenos jugadores”, añade el capitán de la UC.

Por el lado de los de Núñez, han sido ocho los futbolistas locales que han vestido la camiseta con la banda sangre. El primero fue Ascanio Cortés, uno de los primeros chilenos en ser transferidos a Argentina. Pasó de Audax Italiano a River en 1939. El último fue Marcelo Larrondo, quien prometía mucho, pero las lesiones no lo dejaron en paz. De todas formas, una huella imborrable fue la de Marcelo Salas, quien ganó cinco títulos en el club (hizo 46 goles en 117 partidos). Otro campeón con River fue Manuel Pellegrini, del Clausura 2003. River fue la última estación del Ingeniero en Sudamérica antes de partir a Europa.

“Ojalá que River se quede con la copa, soy hincha, me crié ahí y le deseo lo mejor a esa institución. Van a ser dos partidos muy disputados, muy duros”, afirma Buonanotte, producto de la cantera millonaria.

Pura historia
El fútbol criollo ha recibido a nombres ilustres (y otros no tanto) que suman en su currículum pasos por los gigantes de Argentina. Dos de los más grandes ídolos de River jugaron en Chile. Uno es José Manuel Moreno, el Charro, uno de los mejores extranjeros que pisaron nuestras canchas. Debutó en los millonarios y en 1949 llegó a la UC, para ser campeón. Luego, partió a Boca. El otro es Ángel Labruna, el goleador histórico, quien jugó en Rangers en 1960. Su hijo Omar fue DT de Audax y Colo Colo.

Otros ex River que llegaron a Chile son Néstor Isella, Gerardo Reinoso, Juan Carlos Sarnari, Néstor Gorosito, René Houseman, Walter Silvani, Mario Kempes y Ermindo Onega. Más cerca en el tiempo aparecen José María Buljubasich, Franco Costanzo, Darío Conca, Esteban Fuertes, Nelson Cuevas, Kilian Virviescas, Celso Ayala, Rodrigo Mora y Lucas Pratto.

El Charro Moreno jugó tanto en River como en Boca, al igual que la Vieja Reinoso, Isella, Pratto y Carlos Daniel Tapia. Nombres boquenses que llegaron a Chile fueron Alfredo Rojas, Nicolás Novello, Armando Ovide, Obdulio Diano, Ramón Héctor Ponce, Enrique Vidallé, Alberto Federico Acosta, Julio César Toresani y Marcelo Trobbiani (además, fue DT de Osorno y Cobreloa).

Más recientes fueron los arribos de Cristian Traverso, Carlos Fernando Navarro Montoya, Rodolfo Arruabarrena, Facundo Imboden, Guillermo Marino, Fernando Gamboa, Diego Soñora, Damián Díaz, Carlos Bueno y Santiago Silva.

Seguir leyendo