El campeón se recorta

La UC ratifica la continuidad de Dituro y Lanaro, aunque deja partir a cuatro jugadores. Beñat quiere a Vilches, pero Cruzados no está dispuesto a pagar por su pase.


El de ayer fue un día de definiciones en San Carlos. Un poco más calmos tras la euforia por el título conseguido el domingo pasado en Temuco. Hubo caras de felicidad, otras largas y, por cierto, también de incertidumbre.

Uno a uno fueron sosteniendo reuniones los ocho jugadores que terminaban contrato con el cuadro de la precordillera. El plan era darles a conocer a todos ellos la postura del club antes de que salieran de vacaciones y así tuvieran algo de claridad en su futuro. Porque las decisiones estaban tomadas hace un tiempo, pero no se quería ratificar nada hasta terminado el torneo para no sacar a nadie de foco.

Así, en San Carlos le oficializaron a Matías Dituro la intención de comprarle su carta al Bolívar para que sea el arquero cruzado en la Copa Libertadores. El meta también quería seguir, por lo que resta acordar los detalles de su nuevo contrato y hacer efectiva la opción de compra con el cuadro boliviano.

Otro que seguirá vistiendo la camiseta franjeada será Germán Lanaro. El argentino nacionalizado chileno se transformó en pilar de la zaga estudiantil y, tal como en otras dos oportunidades ya ha ocurrido, renovará su vínculo con el cuadro de Las Condes. Son los únicos dos que vieron luz verde para continuar con certeza en la precordillera.

En ese sentido, hay cinco elementos que no seguirán siendo jugadores de la UC. Al retiro de Cristián Álvarez su suma Branco Ampuero, quien estaba a préstamo hasta diciembre de 2018 y cuya opción de compra no será activada, mismo caso que Marcos Bolados, quien deberá volver a Colo Colo, el dueño de su ficha.

También había dos jugadores que terminaban sus contratos y que no se les ofrecerán nuevos vínculos: a David Llanos y Germán Voboril se les comunicó que no serán tomados en cuenta para el próximo año. En el caso del zaguero fue por el cupo de extranjeros y en el del delantero, una decisión consensuada. “Tuvimos una conversación muy sincera (con Llanos) en que las dos partes concluimos que el ciclo de cuatro años y medio se tenía que terminar. Él quería más continuidad y acá no lo había podido lograr”, contó posteriormente José María Builjubasich.

Andrés Vilches, en tanto, es el único que no tiene claro su futuro. Beñat lo quiere, pero Cruzados no está dispuesto a pagar su cláusula, que llega al millón de dólares. “Su opción de compra es muy alta, vamos a ver si hay posibilidades de revisar el tema de las condiciones para un posible nuevo préstamo (de Colo Colo) y, si se puede alcanzar, trataremos de que continúe un tiempo más. Le manifestamos a Andrés que esa es la condición, que puede ser que no se llegue a acuerdo. No podría responder por el desarrollo”, sinceró el Tati.

Así entonces, la permanencia del delantero que marcó el gol que aseguró el título en Temuco dependerá de lo que diga el Cacique. Desde ya, en la tienda alba anuncian que esperarán el arribo de su nuevo técnico para zanjar la situación de Vilches.

En la Católica, además, oficializaron que Cristopher Toselli retornará al club, cumpliendo así con el deseo del jugador, quien la semana pasada dijo en estas páginas que quería volver a San Carlos tras un año entre el Atlas mexicano y Everton de Viña del Mar. “Lo que tengo claro es que con Toselli conversamos y tranquilamente puede competir con Matías Dituro. Él tiene que venir y presentarse como el resto del plantel el 4 ó 5 de enero. En ningún caso hay una manifestación del club a Cristopher para que busque otra alternativa”, aseveró Buljubasich.

¿Otros casos? A jugadores como Carlos Lobos, Jaime Carreño o Yerko Oyanedel se les hizo ver que si tenían opciones de más continuidad las tomaran, porque en Católica les sería complejo jugar. “Lo que hay es preocupación por su desarrollo futbolístico”, argumentó el gerente deportivo.

Seguir leyendo