El campo alcanzó a Joaco

Luego de las tres mejores rondas de un chileno en un major, Joaquín Niemann acumula par en el Bellerive Country Club y se ubica lejos de los líderes.


Otra ronda llena de altibajos tuvo Joaquín Niemann en el PGA Championship. En la tercera jornada del major que se juega en St. Louis, Missouri, el chileno anotó un +1 y con un acumulado de par se ubica en la 63ª posición del certamen que lidera el local Brooks Koepka.

El Bellerive Country Club alcanzó a Niemann. El chileno había podido sacarle dos golpes el jueves, una ventaja que se vio reducida en un palo el viernes y que tras lo hecho ayer se redujo a cero.

No fue buena su ronda, pero el PGA Championship 2018 se recordará como el primero en que un chileno llega a la ronda del domingo.

Además, sus jornadas de 68, 71 y 71 palos son precisamente las tres mejores para un chileno en un major en la historia. Pero claro, nunca un criollo jugó el sábado en un torneo de esta alcurnia.

Joaco comenzó su presentación pasado el mediodía, después de que por la mañana se terminara de disputar la segunda jornada, que el viernes tuvo que suspenderse por mal tiempo. Él no lo necesitó, pues había jugado los 18 hoyos el viernes. Curiosamente, el chileno mantuvo la posición 49 que tenía en la pizarra tras aquella vuelta.

“Todo el año he ido mejorando, solo me queda conseguir un victoria, pero no me lo marco como meta, puede venir sin buscarla”, señalaba el chileno ayer, antes de jugar la tercera vuelta.

Pero este tercer día fue complicado. En la libreta del nacional se anotaron cuatro birdies, tres bogeys y un doble bogey.

“La cancha es larga y blanda. Hay bastantes hoyos en los que vale la pena arriesgar”, analizaba Niemann tras conocer el complicado campo en Missouri, una idea que no ha abandonado, pese a que las cosas no vayan saliendo siempre lo bien que se planifica.

Ayer partía, tal como el viernes, desde el hoyo 10, uno de los complicados del campo. La organización decidió salidas dobles por el escaso tiempo que había para completar el juego.

El inicio del talagantino no fue bueno. Bogey (uno sobre el par) en el primer hoyo, donde no acertó el green con el segundo tiro; y doble bogey en la siguiente bandera, donde su pelota se paseó demasiado por los fairways, e incluso más allá, para alcanzar el green.

Tras eso hubo algo de tranquilidad para el nacional. En el hoyo 12 salvó el par con lo justo y cumpliendo con hacer dos putts por green, llegó hasta otro peligroso hoyo, el 17, un par cinco bien resguardado al que Joaco no le tuvo respeto: llegó de dos tiros al green y nuevamente con dos putts firmó el primer birdie del día.

Después, el hoyo bajo par en el 1 fue brillante, con un golpe final de casi cinco metros. Lo mismo en el hoyo 4, donde el putt fue de tres metros y medio.

El final de la ronda reflejó lo que ha sido el torneo para el Joaco. El tiro de salida del hoyo seis se fue al agua, pero en el segundo intento dejó la bola puesta en el green, pero a más de cinco metros del objetivo. La venganza fue embocarla desde ahí, un bogey con sabor a victoria.

En el penúltimo hoyo volvió a anotar birdie en un par cinco y cuando se esperaba un buen final, el segundo golpe se pasó del green, lo que redundó en un bogey final que lo deja par luego de 54 hoyos.

La ronda final de hoy la recorrerá desde las 10.23 (de Chile) junto a Kevin Chappell.

Seguir leyendo