Chile sale del primer mundo

La Roja pierde presencia en las ligas de mayor jerarquía. De la última lista de Rueda, apenas seis jugadores integran equipos que compiten en la elite del fútbol mundial.


Reinaldo Rueda se alarma. El técnico colombiano insiste en el proceso de renovación de la Roja, que apunta hacia el Mundial de Qatar de 2022, pero advierte una variable importante: la pérdida de presencia de jugadores chilenos en las principales competencias del mundo. De hecho, pide considerar ese factor al momento de calificar la jerarquía de su equipo.

“El Chile que la gente tiene plasmado ha cambiado mucho. El de Sudáfrica, incluso el de 2015, es muy diferente a este. Algunos se han ido, otros se están yendo; unos no son titulares y otros no son regulares. Si hacemos la revisión, sin dejarnos llevar por la pasión, ¿quiénes son los goleadores chilenos en la elite?, ¿cuáles los titulares en la Champions? o ¿cuántos jugadores están posicionados en la elite en los grandes clubes del mundo?”, plantea para abrir una discusión que arroja una conclusión preocupante: los futbolistas chilenos ya no son atractivos para las principales competencias del mundo.

Del listado que afrontará los amistosos ante Perú y México, solo seis jugadores forman parte de escuadras que militan entre los 10 mejores torneos del mundo, según el último ránking publicado por la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol (IFFHS, por su denominación en inglés). Arturo Vidal y Guillermo Maripán, en España, que tiene la mejor liga del momento; Alexis Sánchez, en la Premier League (2ª); Erick Pulgar, en la Serie A italiana (4ª); y Eugenio Mena y Alfonso Parot, en la Primera División argentina (7º) continúan compitiendo en el más alto nivel.

Eso, sin considerar sus momentos individuales. Los más preocupantes son los de Vidal y Sánchez, las dos figuras de mayor jerarquía en la lista de 24 jugadores que Rueda convocó para ir a Norteamérica. El Rey brega por un puesto como titular en el Barcelona, sin haber convencido aún a Ernesto Valverde y envuelto en críticas por su actitud ante una suplencia que no había conocido en toda su carrera . El Niño Maravilla, en tanto, le dio la victoria al Manchester United ante el Newcastle el pasado fin de semana. Partió desde la banca, el sitio al que fue relegado por José Mourinho, quien ahora planea mover el tablero para situar al chileno en el centro del ataque, como eventual acompañante del belga Romelu Lukaku, apareciendo como un eventual volante con llegada. Por Chile, eso sí, solo jugará ante el Tri.

Mercados atractivos económicamente, pero secundarios en competitividad atraen a algunos jugadores nacionales. Por ejemplo, la liga mexicana, ubicada en el vigésimo puesto de la clasificación mundial, es la que más le aporta a la última lista, con seis: Igor Lichnovsky, Matías Fernández, Diego Valdés, Lorenzo Reyes, Víctor Dávila y Ángelo Sagal.

Turquía, 14ª en el escalafón, les da cabida a jugadores que estuvieron en la primera línea, como Gary Medel y Mauricio Isla, que defendieron a los principales clubes de Italia. También recibe a Enzo Roco y Junior Fernandes, dos a los que Rueda considera como parte de la renovación que, al menos, ha logrado bajar el promedio de edad del equipo nacional a 26,3 años, cerca de dos menos que el histórico desde el Mundial de Sudáfrica 2010: 27,6 años.

Los tiempos en que Chile tenía numerosos embajadores en los principales torneos del planeta ya parecen lejanos. La actualidad de la Roja, por ejemplo, dista radicalmente de la que tenía cuando participó en el Mundial de Brasil en 2014. La convocatoria de Jorge Sampaoli incluía a cinco jugadores de clubes españoles, cuatro que actuaban en Italia y a tres que defendían a escuadras de Inglaterra. Esa tendencia perduró con cierta regularidad hasta la final de la Copa Confederaciones de 2017. La ausencia en Rusia 2018 y el envejecimiento de la Generación Dorada sacan a Chile de la elite.

Seguir leyendo