Christian Bragarnik: Los secretos del nuevo poderoso del fútbol de América

Christian Bragarnik

Foto: Diario Clarín

El abogado y empresario transandino tras el arribo de Walter Coyete a Unión La Calera no pasa inadvertido, aunque no se trate de alguien que le guste la figuración.




Walter Coyette arribó a la banca de Unión La Calera luego de la sorpresiva salida de Francisco Meneghini. A 1.466 kilómetros de distancia, en La Plata, Diego Maradona remecía la Superliga tras asumir en el necesitado Gimnasia y Esgrima. ¿Qué tienen en común ambos? Los dos llegaron bajo el alero de la misma persona: Christian Bragarnik (48). Se trata de un abogado y empresario transandino que no pasa inadvertido, aunque no se trate de alguien que le guste la figuración. Comenzó desde abajo, como dueño de un video club, y con el paso de los años fue creciendo hasta convertirse en la persona más influyente del fútbol argentino, moviendo los hilos de varios clubes. Su poder también trasciende fronteras, llegando a México y Chile. ¿Cómo se transformó en el dueño de la pelota, como lo bautizaron al otro lado de la cordillera?

Hincha de Vélez, hizo inferiores en clubes de categorías menores y alcanzó a jugar en la Primera D, la quinta división argentina. Mientras tanto, grababa partidos en VHS como hobby durante su trabajo en un video club. También acomodaba cajones en un supermercado y editaba videos de matrimonios. Su pasión por el fútbol hizo que pasara etapas y fuese creciendo. Eso sí, su despegue se gestó en México, lo que luego le abrió las puertas en Argentina.

En 2001 conoció al volante Mariano Monroy, al que le ofreció editarle un video con sus mejores jugadas. Este jugador terminó vendido al Irapuato, operación que fue la ventana para que Bragarnik entrara al fútbol azteca. Fue tal su alcance que tuvo una fuerte ligazón con el Querétaro, llegando a ser presidente. Eso se acabó cuando a los Gallos Blancos los investigaron por supuestos vínculos con el narcotráfico. El abogado también hizo negocios con los Xolos de Tijuana y con Dorados de Sinaloa. De hecho, fue el puente para el desembarco de Maradona a ese club. De igual manera, manejó el arribo del Pelusa y de su cuerpo técnico a Gimnasia, que incluye, entre otros, a Sebastián Méndez, ex DT de Palestino. Score Fútbol S.A. es la empresa de representación que fundó en 2011.

"Tengo éxito. Y eso en Argentina molesta. Entonces empiezan a buscarle la vuelta. Y obviamente es fácil decir que como trabajé en Tijuana, con lo que representa Tijuana acá… se vincula con el narcotráfico. Yo soy empleado del club, trabajo como abogado deportivo en el fútbol, hago lo mío, asesoro, y lo que hagan los dueños de las instituciones será cosa de ellos", dijo Bragarnik, admirador del fallecido expresidente de la AFA, Julio Grondona, en una entrevista con el diario Clarín.

Maneja a más de 100 jugadores (como Darío Benedetto, vendido por 14 millones de euros al Marsella) y a 15 entrenadores. Sebastián Beccacece (Independiente), Eduardo Coudet (Racing), Diego Cocca (Rosario Central), Mariano Soso (Defensa y Justicia), Diego Dabove (Argentinos Juniors), Leonardo Madelón (Unión de Santa Fe), Walter Coyette (La Calera), José María Martínez (San Luis), Antonio Mohamed (Monterrey), Darío Franco (ex San Luis), Lucas Bernardi (ex Godoy Cruz) y Jorge Almirón (ex San Lorenzo) son técnicos manejados por el empresario.

No es común que un mismo agente tenga en su corral a tantos entrenadores. Es un fenómeno relativamente nuevo. Precisamente, esta es una de las grandes críticas hacia su figura: los intereses cruzados entre técnicos y jugadores, y la injerencia que tiene en muchos clubes. Defensa y Justicia, Unión, Godoy Cruz e Independiente son algunos de los que tienen vínculo estrecho con el agente. En mayo, sus oficinas de Puerto Madero fueron allanadas por la Justicia por una investigación de supuestos vínculos con la barra del Rojo. Por otra parte, Bragarnik es muy amigo de Daniel Angelici, el presidente de Boca Juniors.

En diálogo con La Tercera, el presidente de Defensa y Justicia, José Lemme, lo blinda: "No tengo nada que decir. Es una excelente persona y amigo, colabora y está con nosotros, hace gestiones en el club. ¿Cómo veo las críticas que recibe Christian? El mundo del fútbol es así. Es envidia, son celos, todas esas cuestiones pasan en el fútbol. En el resto de las cosas eso no pasa".

La ligazón con el fútbol chileno radica en su influencia en Unión La Calera. Llegó a tener el cargo mayor. Revisando la Memoria Anual 2018 de la sociedad anónima calerana, desde inicios del año pasado hasta el 19 de octubre del mismo, Bragarnik aparecía en el directorio como presidente, al igual que Gustavo Cerioni. El 3 de diciembre de 2018, una junta extraordinaria de accionistas modificó el estatuto y así el directorio pasó de siete a cinco personas, para el 14 del mismo mes. En ese nuevo directorio, en el cual todos los suscritos son argentinos, ya no estaba Bragarnik. Quien sí aparecía era Gustavo Papagna, empresario, socio de Bragarnik en Score Fútbol S.A., que asumió como presidente de manera unánime, cargo que tiene hasta hoy.

El directorio que rigió durante este periodo fue elegido por la junta ordinaria de accionistas del 21 de septiembre de 2015, luego de la compra del paquete mayoritario de acciones de la sociedad Andes Inversiones Deportivas SA, que tiene el 85,28% del control del club. Los dueños son los hermanos Ricardo y Sebastián Pini, los mismos que fueron mandamases de Rangers entre 2010 y 2014, investigados en Argentina por supuestas triangulaciones en pases.

Aunque no tenga un cargo como tal, ni tampoco en su época de directivo fuese asiduo a visitar la ciudad, la influencia de Bragarnik existe. Jugadores de su corral llegaron a reforzar a los cementeros en los últimos dos años, como Gabriel Arias, Brian Fernández, Walter Bou y Marcelo Larrondo. Más allá de que el club se reforzó con jugadores de primer orden de Argentina y deportivamente ha tenido éxito (disputó la Copa Sudamericana), la hinchada no tiene la mejor imagen de la dirigencia. El factor que gatilló el distanciamiento fue el cambio de insignia que decidieron los nuevos directivos. El argumento para el cambio era "modernizar el club" y "limpiarse" de antiguos elementos presentes en la institución. Sin decirlo directamente, esto último tiene nombre y apellido: Sergio Jadue.

"No lo conozco (a Bragarnik). Tengo entendido que ya no está más. Sé que es representante de jugadores pero no más que eso. No tengo ni su teléfono", dice Tomás Roca, gerente general de Unión La Calera desde julio de 2019.

La sociedad entre Ricardo Pini y Christian Bragarnik está ad portas de "internacionalizarse" porque ambos están en el grupo inversor que se hará cargo del Elche, club de la segunda división española. La prensa local da el acuerdo como un hecho. Incluso, Pini vio junto a Bragarnik, in situ, el partido entre Elche y Tenerife, jugado el 19 de septiembre. Si el negocio se cierra, sería el desembarco del representante en Europa.

Comenta