Dudamel alaba a De Paul en su presentación: “El mejor portero del fútbol chileno lo tiene la U”

El técnico venezolano fue presentado formalmente este lunes. Dijo que a Henríquez hay que devolverlo a su posición natural y que se apoyará en los más experimentados del equipo para llevar adelante su proyecto.




Rafael Dudamel ya debutó en la banca de Universidad de Chile, pero recién este lunes fue presentado oficialmente. Fue su primera comparecencia de prensa ante los medios, donde ahondó en sus características y también en lo que se encontró en su nuevo plantel de dirigidos. El primero en recibir las loas fue el arquero Fernando de Paul.

“Todo entrenador puede dormir tranquilo cuando en el arco tiene solvencia, garantía. Contamos con el mejor portero del fútbol chileno. El mejor portero del fútbol chileno lo tiene la U. Los más jóvenes tienen en él el mejor ejemplo de lo que es esperar con paciencia las oportunidades. En el arco tendremos esa garantía que nos va a permitir de ahí en adelante, construir un equipo sólido”, dijo sobre el argentino nacionalizado chileno.

También mencionó a otros jugadores del equipo estudiantil. “Apoyados en la experiencia de Matías, Gonzalo, Jean, Walter, Joaquín. Tenerlos de compañeros es un lujo y hay que aprovecharlo. Ellos sabrán guiar, orientar, como inicialistas o como alternativa. Aquí lo más importante es la U. He encontrado un plantel donde los egos no son prioridad por encima del colectivo. Me encanta que mi equipo sea de autoestima alta”.

Y ahondó: “Tenemos un equipo que cuenta línea por línea con jugadores de suma experiencia y que con ellos como referentes buscaremos sacar el máximo y hacer crecer el rendimiento de los más jóvenes. Hablamos de jóvenes en edad, pero su recorrido, nos damos cuenta que son futbolistas que han acumulado una buena cantidad de partidos para no desentonar en nuestra intención de trabajo de quipo”.

El DT venezolano se refirió además a la posición de la U en la tabla acumulada, donde está al borde del abismo. “En el momento que asumimos esta responsabilidad, siempre hemos estado conscientes de la situación deportiva del club y el plantel con que contamos. Analizando cada futbolista, su capacidad y el margen de crecimiento no tenemos la menor duda que vamos a trabajar y a marcarnos objetivos deportivos pensando en grande, sin ver esa tabla apremiante, que es una realidad, pero que nos vamos a alejar de esa realidad apuntando a lo más grande que es estar lo más alto posible en la tabla, siendo conscientes que la cantidad de puntos de diferencia de los que van liderando, es una cantidad considerable”.

Habló también de lo que espera mostrar. Y cómo hacerlo. “Me gusta que mis equipos sean intensos, pero inteligentemente intensos. Que tengas juego colectivo, equilibrio, que haya una idea de equipo, que las interacciones línea por línea se vean plasmadas. Que haya un juego bien elaborado, que la prioridad sea siempre jugar buen fútbol. Pero que ellos tengan autonomía para saber decidir”.

“Buscaremos que Jimmy Martínez asuma un rol mucho más protagónico. Para dejar de ser previsibles, en fútbol, sobre todo ofensivo, tenemos que dejar de que todo dependa de ellos dos (Larrivey y Montillo). Teniéndolos como rivales buscan cómo neutralizarles. Si no, va a ser muy fácil para los rivales poder controlarnos. Necesitamos que a Joaquín se sume Nicolás (Guerra), Ángelo (Henríquez), y alcanzar el mejor nivel de Brandon, Reinaldo, Barros…”, expuso.

En ese sentido, tuvo conceptos específicos también para Henríquez. “Hemos encontrado a un futbolista con gran disposición, sabiendo que tiene mucho más para aportar a la institución. Hay que llevarlo a su posición natural, que es el frente de ataque. No lo veo feliz, sabemos que él puede dar mucho más. Le reconocemos esa voluntad de venir ocupando una posición que no es natural, que se ha sacrificado y esforzado en beneficio del plantel. Intentaremos poner a cada uno en su posición natural y alcanzar su mejor rendimiento en pro del colectivo”.

¿Qué espera de su paso por la U? “Nuestra huella siempre va a venir marcada por el trabajo, el respeto, el profesionalismo. Y yo como entrenador, por encima de querer dejar una huella pensando en el reconocimiento personal. Quiero que cuando mi ciclo culmine, que ojalá pasen muchos años para que sea así, que seamos recordados como un cuerpo técnico que ha trabajado con total entereza, entrega y profesionalismo”.

“Esperamos que con nuestro estilo, nuestra impronta, podamos quedar en la historia de la Universidad de Chile”, dijo.

Una deuda de la U en los últimos años han sido los clásicos. Algo a lo que también se refirió, justamente porque el próximo partido de los azules es ante la UC: “Hay dos realidades, un equipo consolidad como la Católica y otro en ese proceso como nosotros. Buscaremos acortar esa distancia desde nuestra inteligencia, una entrega absoluta, vamos a tener 15 días para preparar bien ese partido. Soy un privilegiado de llegar e inmediatamente enfrentar este tipo de partidos”.

A raíz de esa misma consulta, el llanero contó algo: “Les voy a contar una infidencia: habíamos planificado darle descanso a futbolistas que vienen acumulando minutos, y mi mayor felicidad es haber recibido una llamada esta mañana de uno de los capitanes, manifestándome su deseo de incorporarse desde el primer día de trabajo. Quiero públicamente reconocer ese compromiso. Me emocioné muchísimo. Que jamás se ponga en duda el nivel de compromiso de mis jugadores. En la cancha nos vamos a dejar el alma”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.