Eduardo Vargas firma su peor inicio de campeonato en el fútbol mexicano

Autor: La Tercera

El delantero está relegado a un rol secundario en el Tigres. Nunca había jugado tan poco desde que llegó a Norteamérica.


La carrera de Eduardo Vargas ha estado llena de altibajos. Tras despuntar en Cobreloa y llegar a la Universidad de Chile, en el equipo azul vivió la explosión de su carrera, siendo uno de los hombres más destacados de 2011, año en que la U obtuvo dos títulos nacionales y la Copa Sudamericana.

Su superlativo nivel de aquel año lo impulsó como uno de los mejores de América, generando interés en importantes equipos de Europa. Finalmente, el Napoli lo contrató como gran refuerzo, sin embargo nunca logró adaptarse a su nueva escuadra. En 2013 volvió a Gremio, donde otra vez alcanzó un buen rendimiento, que lo llevó de vuelta al Viejo Continente, esta vez para mezclar buenas y malas entre el Valencia español, el QPR británico y el Hoffenheim alemán, desde donde partió tras un magro inicio de la temporada 2016-2017.

Ante ese panorama, otra vez cambió de aires; ahora para instalarse en Norteamérica como flamante jugador del Tigres. En el cuadro de Nuevo León, el delantero reencontró la mejor versión de sí mismo y, en un año y medio, supo ser un aporte y transformarse en uno de los jugadores más destacados del elenco, logrando hasta ahora un título de liga y dos trofeo de Campeón de Campeones.

En el inicio de la nueva temporada, sin embargo, todo parece haber cambiado y el nacido en Renca volvió a perder influencia en su equipo y, de hecho, el actual es su peor inicio de campeonato desde que se instaló en suelo azteca. En las primeras diez jornadas de la liga, Vargas ha jugado nueve encuentros, pero totaliza apenas 295 minutos en cancha. Nunca antes -en las otras tres ligas MX que ya ha disputado- tuvo tan poca participación. En el Clausura 2017, disputado la primera mitad de aquel año, el nacional actuó en apenas cinco de los primeros diez juegos, pero estuvo 317 minutos dentro de la cancha. El segundo semestre de aquel año, en el Apertura ’17, jugó los mismos nueve duelos que en el presente certamen, aunque fue titular casi en todos y sumó 782 minutos. Mientras, durante la primera mitad de este año (Clausura 2018), el artillero disputó los diez primeros compromisos de su equipo en la liga y jugó 678 minutos.

En el presente campeonato, pese a su exigua participación, el jugador de 28 años suma tres anotaciones y ha marcado seis veces en total, considerando también los tres que ha convertido en la Copa de México. Sin embargo, ya no goza de la predilección de su técnico, Ricardo Ferretti, y ha debido conformarse con ingresar sobre el final de los partidos o en diferentes posiciones, según se desarrolle cada compromiso. A todo eso, además, se suma que no ha sido nominado fijo de Reinaldo Rueda en la Selección, donde el deportista siempre encontró un desahogo a los momentos complicados que ha vivido en sus clubes, lo que instala una cuota de incertidumbre al futuro de su carrera.

El último domingo, Vargas ingresó los últimos 27 minutos en el empate sin goles entre los Tigres y Rayados de Monterrey, en una nueva versión del Clásico Regio, uno de los partidos más trascendentes de la competencia mexicana.

 

Seguir leyendo