El equipo con dos meses de ventaja

“Hoy todos están corriendo, pero nosotros ya tenemos esa base. Deberíamos marcar diferencia”. Huachipato trabaja táctico, con balón, planifica amistosos y mira desde lejos al resto tras más de 50 días de prácticas.




Mientras casi todos los equipos recién se adaptan al nuevo sistema de entrenamiento en modo Covid-19, Huachipato cumple hoy 52 días desde que volvió a las prácticas. Con una de las plantillas más económicas del torneo, la directiva no tuvo problemas para comprometerse en seguir cancelando sueldos al plantel y cuerpo técnico durante los dos meses y medio en que trabajaron desde sus casas. Y cumplieron.

Desde el 1 de junio, mientras los casos de contagios y fallecidos crecían, en Talcahuano volvieron a entrenar y no han parado. “Ya estamos compartiendo cuatro jugadores por camarín. Por estos días los clubes están poniendo a correr a sus jugadores, pero nosotros ya tenemos esa base”, cuenta Juan Córdova, lateral de un Huachipato que está en fase 3, entrenando en doble turno y planificando amistosos. Han sido casi dos meses de puro avance en el CAP Acero. “Ganamos mucho. Hoy veo a los jugadores más confiados, sueltos y finos. Estamos sumando en aspectos importantes para el inicio del torneo y deberíamos marcar diferencia”, asume el técnico paraguayo, Gustavo Florentín.

Pero, ¿se notarán los 50 días de ventaja por sobre los demás equipos? ¿Será Huachipato un súper equipo en relación al resto? “El fondo físico lo tenemos y los demás recién lo están empezando a desarrollar. La única ventaja que sacaremos, será esa. Nos están destruyendo en doble turno y físicamente estaremos perfecto, pero hemos hecho trabajo táctico, prácticas de fútbol de 30 minutos por lado y hemos notado imprecisiones. Si estuvimos por largos meses sin darle un pase a nadie. Ya estamos entrenando el grupo completo y eso nos tiene felices. Mantenemos los protocolos, pero ya no son tan estrictos”, dice el seleccionado canadiense Juan Córdova.

“Si otros equipos piensan que estamos sacando ventaja, están en su derecho, pero nunca hemos tenido eso en mente”, dijo el defensa Diego Oyarzún. Y lo acompañó el DT Florentín: “Si otros clubes hubiesen tenido la posibilidad de haber vuelto antes, lo habrían hecho. No quisimos sacar ventaja, este es nuestro trabajo”. Y agrega: “Los jugadores están ganando en resistencia y masa muscular. Uno de los objetivos es que las lesiones sean mínimas, ya que hemos visto cómo muchos clubes han tenido esa dificultad después del receso. Pero nuestro plantel es joven y los 29 que jugadores que trabajan, podrán estar de la manera en que pretendemos”.

Hoy disfrutan la fase 3 y entrenan como lo hacían antes de la pandemia, pero les costó. Había miedo. Antes de pasar de etapa, Huachipato hizo encuestas al plantel para asegurarse que la gran mayoría estuviesen seguros. Al principio, los porcentajes fueron altos, pero recién avanzadas las semanas hubo unanimidad. Por lo mismo, en Talcahuano ya preparan amistosos y se fijan grandes objetivos para lo que resta de temporada. “Fuimos el único equipo chileno que ganó sus dos partidos de Copa Sudamericana y además de seguir avanzando ahí, nos propusimos cerrar el torneo local en puestos de Libertadores. Obvio nos gustaría ser campeones de todo, sobre todo a mí que no tengo ningún título, pero nos fijamos metas a corto plazo abordables. Somos un equipo joven y plantel hay de sobra para llegar a la Libertadores. Y no olvidamos la Copa Chile, ahí queremos ser campeones, no sirven semifinales ni nada de eso”, afirmó Córdova.

“No sé si seamos superiores a los demás equipos, los partidos se tendrán jugar y no veo el futuro. Nos estamos preparando como lo hicimos desde principio de año, para ganar todo. Si hablamos de ventaja deportiva, eso siempre se ha dado en el fútbol. Los planteles de los grandes de Santiago son mucho más millonarios que los otros. Ellos sacan esa ventaja económica y nosotros estamos tratando de tenerla física y futbolísticamente. No veo drama”, puntualiza el volante Israel Poblete.

Comenta