El esqueleto de Rueda

Maripán es el único jugador que ha disputado todos los minutos de la era Rueda. También es el máximo artillero. Un total de 34 jugadores han visto acción con el técnico colombiano, quien sigue buscando variantes para la Roja.


Herrera, Sánchez, Vargas y Maripán. Medel, Beausejour, Hernández y Maripán. Collao, Sagal, Castillo y Maripán. El ejercicio podría repetirse con todas las formaciones que hasta ahora ha presentado Reinaldo Rueda al mando de Chile. El resultado siempre sería el mismo: el único jugador presente en todas las alineaciones y que además ha disputado todos los minutos en la era del colombiano es Guillermo Maripán.

El formado en la UC se ha transformado en el símbolo de la revolución Rueda, esa que le ha dado tiraje a ya 34 jugadores en apenas seis partidos, y que intenta instalar un biotipo de gran altura en el Equipo de Todos. Pase lo que pase, con equipo A, alternativo o mixto, el espigado zaguero del Alavés ha estado en los 540 minutos. Y eso no es lo único.

Con dos goles (ambos de cabeza, primero a Rumania y luego a Serbia), es quien más ha festejado con el colombiano como entrenador de la Selección. Es, además, el jugador que más acciones defensivas exitosas ha tenido, con 44, entre barridas, despejes, bloqueos y cruces. Hasta ahora, Memo ha respondido en ambas áreas. También tiene un aceptable porcentaje (87) de acierto en los pases que intenta.

Del universo de 34 elementos que ha ido probando el caleño, hay otro que también ha sido titular en todos los partidos, aunque solo finalizó uno de ellos. Ángelo Sagal, poco a poco, se ha ido ganando un espacio en la Roja, aunque por ahora no registra goles y solo en el choque ante Rumania (en que Chile jugó con su equipo más alternativo) logró disputar los 90 minutos. Diego Valdés y Paulo Díaz son los otros elementos que han visto acción en todos los partidos, aunque en algunos casos entrando desde la banca.

Así, en el ejercicio ficticio de alinear una oncena titular con los jugadores que más minutos han disputado con Rueda al mando de la selección chilena, se aprecia un claro equipo. La hipotética alineación parte con Gabriel Arias en el arco. El nacionalizado chileno ha jugado tres cotejos y en todos jugó los 90’. En la línea de zagueros, a los mencionados Maripán y Díaz (lateral derecho) se suman Enzo Roco (segundo central) y Miiko Albornoz (lateral izquierdo).

Más adelante, en la zona de volantes, un mediocampo que bien refleja el intento de incrustar jugadores jóvenes a una columna vertebral consolidada: Lorenzo Reyes, Gary Medel, Arturo Vidal y Diego Valdés. ¿Y en delantera? El mentado Sagal y Nicolás Castillo.

Afuera se quedan jugadores que por una u otra razón no han podido estar en la mayoría del proceso, pero que estando a plenitud de condiciones, debiesen ser parte importante. Mauricio Isla por Paulo Díaz, Charles Aránguiz por Lorenzo Reyes y Alexis Sánchez por Diego Valdés, para cambiar el dibujo a un 4-3-3, son los cambios lógicos. Albornoz, en tanto, aún no convence del todo a Rueda. Con Beausejour en buenas condiciones, su presencia corre peligro.

En su búsqueda por la renovación, de los 34 jugadores utilizados por Rei, tres han sido porteros, 11 juegan de defensas, diez de mediocampistas y diez de delanteros (los netos y los que van por fuera). En octubre, el DT seguirá ampliando el abanico que ya va en 34.

Seguir leyendo