El Santos aterriza el récord de Messi y asegura que aún está lejos del de Pelé

El club brasileño afirma que es incorrecto restar de la cuenta los encuentros amistosos y cifra la producción de O Rei en 1.091 tantos.


A mediados de semana, Lionel Messi marcó su 644º gol con la camiseta del Barcelona en partidos oficiales. Con ese registro, superaba por uno el de Pelé con la camiseta del Santos y se convertía en el máximo anotado con la camiseta de un club. Sin embargo, la marca fue puesta en entredicho. Es el mismo club brasileño el que sale a defender el legado de su máxima figura histórica, con una precisión contundente: para ellos, Pelé anotó 1.091 goles con la casaquilla del Peixe. La cuenta incluye los amistosos y abre la discusión respecto de la dificultad de esos encuentros.

“Pelé anotó 1.091 goles para el Santos. En las cuentas de la prensa especializada, el Rey del Fútbol marcó 643 en competiciones y los 448 goles marcados en partidos y competiciones amistosas fueron condenados al ostracismo, como si tuvieran menos valor que los demás”, expone la entidad brasileña. Y continúa: “Los 448 goles que hoy intentan descalificar, se marcaron ante los principales clubes y equipos de la temporada. América (México) y Colo Colo (Chile) sufrieron nueve goles de Pelé cada uno. El Internazionale Milán, uno de los principales equipos de Europa en la década de 1960, sufrió ocho goles más del Rey. La lista es inmensa y con participantes de peso: River Plate, Boca Juniors, Racing, Universidad de Chile, Real Madrid, Juventus, Lazio, Napoli, Benfica y Anderlecht. El propio Barcelona, donde juega Messi, también fue víctima de Pelé: cuatro goles, marcados en cuatro partidos”.

El reclamo es avalado por Fernando Ribeiro, historiador del club paulista. “Un gol contra el Eibar es estadísticamente lo mismo que un gol contra el Valencia. Un gol contra el Transvaal (de Surinam) tiene el mismo valor que un gol marcado al Real Madrid, en el centro del Santiago Bernabéu”, sostiene el investigador.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.