El West Ham remonta un 3-0 y le empata al Tottenham en la última jugada del partido

El West Ham celebra el empate postrero frente al Tottenham. Foto: Reuters.

Manuel Lanzini conectó un derechazo implacable en el 90'+4' para arruinarle el triunfo al cuadro de Mourinho, que disfrutaba de una ventaja de tres goles desde el minuto 16'. Gareth Bale redebutó en la Premier League.




Locura en Londres. El Tottenham de José Mourinho dejó escapar un 3-0 y empató con el West Ham en el derby capitalino. Lo singular yace en cómo se dio este resultado: hasta el minuto 80′ los Spurs tenían sellado el encuentro con un doblete de Harry Kane y otro gol de Son. Sin embargo, en tan solo diez minutos los martillos convirtieron tres veces y le arruinaron la fiesta a los dirigidos por el portugués.

El marcador resulta insólito si se tiene en cuenta que a los 16′ del primer tiempo el Tottenham ya vencía por 3-0 al cuadro de David Moyes. Kane, capitán y líder del equipo, se lucía con dos goles y una asistencia para dejar finiquitado el partido desde temprano. El resto del tiempo se dedicaron a contener al rival, que tampoco careció de ocasiones de gol e incluso contó con los mismos remates que su par londinense.

A los 72′ sucedió lo que muchos hinchas del Tottenham esperaban: el redebut de Gareth Bale. Sin embargo, su primeros minutos como spur no fue lo que se esperaba: apenas tocó la pelota 11 veces, tuvo un 50% de pases precisos, y perdió la posesión cinco veces.

A falta de diez minutos para el final comenzó la debacle de los locales. Un cabezazo del paraguayo Balbuena a los 82′ marcó el inicio de una remontada sin precedentes para un equipo dirigido por Mourinho. Tres minutos más tarde, una gran jugada de Yarmolenko provocó el autogol de Davinson Sánchez que ponía contra las cuerdas al Tottenham y aumentaba el nerviosismo entre sus filas.

No fue hasta la última jugada del compromiso, en el 90′+4′, que el exequipo de Manuel Pellegrini conseguiría un empate valiosísimo ante uno de sus archirrivales: tiro libre al área de Cresswell, el Tottenham intenta despejarla, pero la pelota la envuelve Manuel Lanzini desde media distancia para colocarla en una esquina inalcanzable para Lloris.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.