El empate a medias que enreda aún más el panorama del campeonato

la calera 2 ok

La ANFP tenía 72 horas para dar una resolución sobre el partido entre Unión La Calera y Deportes Iquique, que se suspendió a los 67 minutos por actos violentos de la Garra Blanca. Como no se cumplió el plazo, se debería mantener el 0-0.




Unión La Calera y Deportes Iquique igualaban 0-0 hasta el minuto 67, cuando un centenar de barristas de la Garra Blanca invadió el Estadio Municipal de La Florida, obligando a la suspensión del compromiso. Todas las miradas se concentraron casi exclusivamente en el fracaso del regreso del campeonato, merced de la violencia y la falta de seguridad, y el resultado del partido quedó en el aire.

Una situación que, en medio de todas las tratativas, reuniones y llamados telefónicos para coordinar una salida al escenario del fútbol chileno, todavía no se ha resuelto. El problema es que en las bases del campeonato nacional se obliga a la ANFP a cumplir un plazo de 72 horas entregar un veredicto sobre un partido inconcluso. Y ese tiempo no se cumplió.

El artículo 103 del reglamento indica que el árbitro puede suspender un partido por cinco causales. Una de ellas (la 4) apunta que se debe tomar esta decisión en caso de que "el público impida el desarrollo normal del encuentro por mal comportamiento". En el artículo siguiente, el 104, se instruye a su vez que "el Directorio, dentro de las 48 horas siguientes, determinará si debe jugarse o no lo que faltaba para completar el tiempo reglamentario, o si se da por terminado el partido, en cuyo caso el resultado será el existente al momento de la suspensión. En caso de que deba jugarse el tiempo faltante, el Directorio resolverá el día, la hora, el lugar y condiciones en que ello se hará. Para los otros casos se aplicarán las normas de las bases de la respectiva competencia. Sin perjuicio, el Directorio podrá adoptar las decisiones que la racionalidad aconseje, con consulta a los clubes involucrados".

Por otra parte, las bases de la ANFP recalcan que en caso de la interrupción de un partido, por temas específicos de orden y seguridad pública, "la Gerencia de Competiciones deberá informar respecto a la reprogramación o resultado final del partido suspendido, dentro de las 72 horas siguientes a la establecida para su inicio originalmente". Ninguno de estos plazos se ha cumplido, por lo que oficialmente el partido entre La Calera y Deportes Iquique concluyó a los 67 minutos, empatado 0-0, salvo que se consensúe otra determinación fuera del reglamento.

¿Qué significa esto? Que en la tabla de posiciones Iquique debería sumar un punto y alcanzar 25 en total, lo que deja a Universidad de Chile en zona de descenso con un partido menos. En la eventualidad de que el campeonato se reanude, lo que hoy se ve muy complicado, este hecho podría acarrear otro foco de polémica en el fútbol chileno.

Comenta