En el espejo de Hans y Belus

FOTO: José Francisco Zuñiga /AGENCIAUNO

Alejandro Tabilo y Tomás Barrios debutarán hoy como singlistas titulares ante Suecia, en Estocolmo. Algo que ya vivieron hace más de 40 años Gildemeister y Prajoux, cuando se estrenaron en la misma condición ante Bolivia.




Christian Garin (18º) terminaba el primer set en los cuartos de final del ATP de Santiago con dolores. Un día después, decidió cancelar su participación en la serie de Copa Davis que enfrentará hoy a Chile y Suecia en Estocolmo. Una baja sensible que le dolió al capitán chileno Nicolás Massú, pero que, sin embargo, abrió la posibilidad para que se generara un hecho curioso, similar a lo que ocurrió hace más de 40 años, cuando unos jóvenes Hans Gildemeister (64) y Belus Prajoux (65) debutaron simultáneamente como singlistas titulares ante Bolivia, en una serie que favorecería a los chilenos por 5 a 0.

Cuatro décadas más tarde, ante la lesión lumbar de Gago y la suspensión por dopaje de Nicolás Jarry (89º), el escalafón bajó para que emergieran las figuras de Alejandro Tabilo (173º) y Tomás Barrios (282º). El oriundo de Canadá se estrenará como singlista y el chillanejo ya tiene una experiencia en sencillos por Copa Davis. Sin embargo, hoy ambos lo harán como singlistas titulares, rememorando lo realizado por la dupla chilena en aquella época. Si bien ahora los jóvenes jugarán de visita, y no de local como en 1977 les tocó a Gildemeister y Prajoux, los chilenos sueñan, pues vienen precedidos de prometedoras actuaciones este año.

Alejandro Tabilo, superó las clasificaciones del Abierto de Australia y avanzó hasta la segunda ronda. En Santiago, por medio de un wild card, llegó hasta octavos de final, debutando con un triunfo frente al veterano tenista italiano Pablo Lorenzi (122º). Luego, cayó batallando ante el finalista y segundo sembrado del torneo, Casper Ruud (36º).

En tanto, Barrios ganó en Lima un M25 y llegó a la final en otro. En la arcilla chilena, también llegó por medio una invitación y, al igual que Tabilo, se metió a octavos de final, donde venció al español Carlos Taberner (174º), para después caer ante el boliviano Hugo Dellien (94º).

Además, el binomio chileno aprovechó la ventana capitalina para practicar en dobles, pensando en el enfrentamiento ante Suecia. La dupla obtuvo sus primeras semifinales en el ATP de Santiago, lo que les permitió avanzar más de 100 lugares en el ranking, quedando Tabilo en el 276º (+125) y Barrios 285º (+146).

Hans Gildemeister aún no olvida el momento en el que por primera vez defendió a Chile en Copa Davis. “Para mí jugarla era lo máximo, fue un sueño hecho realidad. Ese año fue el primero para mí en el circuito y creo que llegué a estar dentro de los 40 en el ATP. Me tenía confianza y el capitán me dio la oportunidad de jugar. De ahí no me sacaron más del equipo. Gané todos los singles, inclusive contra Argentina, donde le gané a Vilas en Santiago, que estaba número dos del mundo”, recuerda el Biónico.

La recomendación del ex tenista chileno para Tabilo y Barrios es que, tal como él lo vivió en 1977, salgan a la cancha sin presión, con la convicción de que están representando al país: “Que vayan a jugar y divertirse, que mojen la camiseta y dejen el corazón en la cancha como lo hacíamos nosotros. Lo bueno es que Tabilo y Barrios no tienen nada que perder, y eso es muy importante que lo aprovechen, además de que la presión la tendrán los suecos”.

Prajoux también les ve buenas posibilidades. “Tienen una buena oportunidad. Es cierto que juegan de visita, pero no están enfrentando a monstruos como Nadal y Djokovic; juegan contra un 70 y un 200. Tabilo y Barrios juegan bien, están en alza y además hacen un buen dobles”, apunta.

La serie de 1977

En 1977 el primero en salir a la cancha fue Prajoux, dando el punto inicial a Chile, tras vencer al joven Mario Martínez (hoy detenido en Estados Unidos por delitos sexuales), por parciales de 6-4, 6-1 y 6-3. Una crónica de la época, redactada por Carlos Ramírez en la Revista Estadio, da cuenta de lo que fue el duelo, en el que, si bien el boliviano partió quebrando, el chileno pudo reponerse a tiempo para controlar el juego de su rival con distintos drop shots, que minaron las intenciones del altiplánico de llevarse la primera manga, la que terminó ganando el chileno en 32 minutos. En el segundo set, pudo romper tres veces consecutivas a su rival, y se llevó el set en solo 18 minutos. En el último parcial, Prajoux quebró el noveno y último game, para concretar el definitivo 6-3.

Luego, le tocó estrenarse a Hans Gildemeister, quien tuvo un partido sencillo frente a Ramiro Benavides, superándolo en tres sets por 6-2, 6-2 y 6-1, colocando la serie 2-0 a favor de Chile. La misma revista se refirió al triunfo del Biónico, quien destacó la concentración del tenista nacional en su primer examen como jugador en la Copa Davis, en una victoria que duró 70 minutos. Finalmente, la serie la sentenciaron Jaime Fillol y Patricio Cornejo en el dobles. La guinda de la torta, en tanto, la pusieron nuevamente Gildemeister y Prajoux, quienes ganaron los puntos restantes, en lo que fue la única vez que Chile se midió ante Bolivia por este certamen.

Ahora la tarea está en manos de estos dos jóvenes tenistas, que quieren reeditar lo realizado por Gildemeister y Prajoux, reescribiendo parte de la historia para forjar una nueva. En Estocolmo, Chile puede soñar.

Comenta