Escaneando la idea de Gareca

Perú presenta un plantel con 17 mundialistas y tres pupilos de Mario Salas. En los amistosos recientes tuvo baja posesión de balón y priorizó atacar por las bandas.


La clasificación al Mundial de Rusia le cambió el envoltorio a la selección peruana. Retornar a la fiesta más importante luego de 36 años reubicó a la Blanquirroja en una zona más relevante del mapa. De la mano de Ricardo Gareca, el líder de un proyecto iniciado hace poco más de tres años, los incaicos encontraron un estilo y una idea estable, algo de lo que carecían en tiempos no tan lejanos.

“La selección nunca deja de probar. Aparecerán figuras y resultados necesitamos siempre. Nosotros vamos adquiriendo experiencia y cuando uno la va adquiriendo, llega una etapa de madurez. Nosotros podemos ir iniciando esa etapa. Ese es el camino por el que queremos transitar”, dijo el Tigre este pasado miércoles, en referencia a la paulatina evolución de su escuadra, que ya tiene un Mundial a cuestas.

Es una tónica la renovación en los seleccionados, aunque en el caso de los peruanos la base actual es la que participó del Mundial: 17 de los 23 citados para los amistosos ante Chile y Estados Unidos estuvieron en Rusia. Las bajas más sensibles son en ataque. Una es la del suspendido Paolo Guerrero, capitán y goleador histórico del elenco. La otra es la del lesionado Jefferson Farfán. En ese sentido, la responsabilidad ofensiva recaerá en Raúl Ruidíaz. Del equipo tipo, la otra ausencia de peso es la del defensa Alberto Rodríguez.

Parte de la renovación va de la mano con la buena performance en el año del Sporting Cristal que dirige Mario Salas, porque tres pupilos del Comandante están en la nómina: el arquero Patricio Álvarez, el defensa Johan Madrid y el volante (argentino nacionalizado) Horacio Calcaterra.

Pueden cambiar nombres, pero el dibujo se repite en el Perú de Gareca. La base es un 4-2-3-1, con el uso de las bandas como un eje ofensivo constante. Aquello se ejemplificó en los últimos dos amistosos, ante Holanda y Alemania, respectivamente. Ante la Naranja Mecánica, el 43,3% de los ataques de Perú fueron por la banda izquierda, según los datos de Opta, donde el titular es Miguel Trauco. Ante los germanos, el 44% fue por la derecha, donde se desempeña el veloz Luis Advíncula, quien precisamente le anotó a la Mannschaft. La explotación de la velocidad de sus carrileros va de la mano con una baja posesión de balón. En los partidos antes mencionados, Perú tuvo menos la pelota que sus rivales: 41,2% con Holanda y 38,5% con Alemania.

Perú estuvo un largo periodo invicto, entre 2017 y 2018. En rigor, fueron 15 partidos sin perder, racha que se acabó con su estreno en el Mundial, ante Dinamarca. De sus últimas cinco presentaciones, suma cuatro derrotas. Y en los amistosos ante Holanda y Alemania comenzó ganando, pero le dieron vuelta el marcador con goles evitables. Los últimos cuatro tantos encajados por el golero Pedro Gallese (que milita en el Veracruz) fueron tras malas salidas desde atrás o con la zaga mal parada.

El consolidado proyecto de Gareca se atraviesa en el camino de la Roja de Rueda. Hoy, Perú será local en Miami.

Seguir leyendo