Esteban Paredes: "La U tiene más plantel que Colo Colo y lo ha demostrado"

Esteban Paredes

Rudy Muñoz

El capitán de los albos y líder de un camarín pesado saca la voz para evaluar el inicio de su equipo en el torneo local y la Copa Libertadores. El Tanque habla de obsesiones, metas y aborda sin tapujos el conflicto entre Claudio Bravo y Arturo Salah. El goleador, siempre sereno para definir frente al arco, admite que superar el récord de Chamaco Valdés no lo tiene indiferente.




Esteban Paredes (37) goza de un lugar de privilegio en Colo Colo, posición que abandona a la hora de cumplir sus labores de padre. El Tanque, como le llama su entrenador, Pablo Guede, llega por la tarde al Monumental para acompañar a sus dos hijos a los entrenamientos de la Sub 11 y 14. "Tienen futuro", suelta el ariete, que antes de recibir a La Tercera saluda a los otros padres que sueñan con que uno de los suyos siga sus pasos. Terminado el ritual, que dura poco, Paredes elige un lugar tranquilo, cerca de la sala técnica de cadetes, para hablar de todo. "Tengo cinco minutos", bromea.

¿Cómo evalúa el actual momento del equipo?

La verdad, hemos tenido altos y bajos, no estamos ni muy bien, ni tampoco estamos muy mal. Estamos en un intermedio, encontrando la forma y la manera de poder alcanzar lo que quiere Pablo y el cuerpo técnico. Es momento de dar un golpe importante porque nos vienen duelos muy complicados. Viene la Católica, de la que estamos a ocho puntos, y tenemos que ganar sí o sí en nuestro estadio. Y la Libertadores con Delfín, un duelo a muerte que tenemos que ganar sí o sí también.

Les viene un fixture duro. ¿Espera estar en todos los partidos?

Siempre. Uno quiere jugar todos los partidos, pero a veces hay situaciones donde la carga es mucha, demasiada. Vengo hace cuatro años jugando casi todos los partidos, desde que llegué por segunda vez con Tito Tapia. He tenido mucha carga, pero estoy trabajando para esta etapa de 13 partidos. Y espero jugarlos todos.

¿Estaba programado que no jugara la primera parte del torneo local?

Sí. Tengo mucha comunicación con Pablo. Los primeros partidos del campeonato no los iba a jugar, ésa es la verdad. Quería ponerme bien físicamente, lo hice. Yo iba a llegar directamente a la Libertadores a jugar con Atlético Nacional. Era el primer partido oficial que yo iba a jugar, pero sucedieron situaciones, Iván y Octavio complicaron con las lesiones, y tuve que jugar antes.

¿Está preparado para jugar domingo y miércoles?

Sí. Estoy para jugar miércoles, domingo, miércoles. Físicamente me siento muy bien, mejor que antes. Me recupero más rápido.

¿Qué es más importante, la estrella 33 o pasar a octavos de la Copa Libertadores?

Siempre que hemos ido a la Copa he respondido lo mismo: las dos cosas, ganar el campeonato y pasar a octavos, pero ahora voy a cambiar. Pasar a octavos, la verdad. Queda mucho campeonato, hoy me obsesiona pasar a octavos.

¿Es bueno ser tan cercano con el jefe, en este caso con Guede?

En mi carrera he tenido muy buena onda con la mayoría de los técnicos, con todos he sido muy cercano, pero con Pablo ha sido mucho más. No sé si es bueno o malo. A mí me ha ayudado en muchas cosas y se ha notado. Desde que llegó él he hecho más de 60 goles creo y eso uno lo agradece. Su trabajo es extraordinario.

¿Cuando entra a la cancha piensa que es una oportunidad para acercarse a Chamaco Valdés y convertirse en el goleador histórico del fútbol chileno?

Inconscientemente, eso está ahí siempre. Lo pienso en la semana, me quedan dos años, quiero ser el goleador histórico, pero también tengo que ir de a poco. Esto no es fácil. Es complicado, porque se forma una cierta presión. Uno dice "no tengo presión", pero sí la hay, para qué voy a mentir. Ser el goleador histórico, imagínate. Yo le agradezco a mis compañeros. Estoy a un paso, pero ellos son importantes en que me haya acercado a los históricos.

¿Se presiona un poco?

Obvio, no es una cuestión de tener cien goles. Son muchos goles y llega un momento en que estoy cerca, no me falta nada. Pero a la vez digo que no es tan fácil llegar a la meta. Hay que lograrlo con trabajo y dedicación.

¿Cómo se mantiene vigente?

Entrenando a la par de mis compañeros, a veces un poco menos, pero todos los días. En algunas oportunidades entreno más y así me he ido manteniendo en el tiempo. Lo más importante es la dedicación que le ponga cada uno.

¿Qué significa para usted ser el capitán de Colo Colo entre tanto jugador experimentado?

Es una responsabilidad muy grande llevar la jineta. No tan sólo dentro de la cancha, también fuera. Hay que lidiar con mucha gente, a veces con compañeros que no tienen la misma forma de pensar que yo. Trato de ser lo más imparcial y humilde posible para que me crean lo que estoy diciendo. Decir las cosas lo más humilde posible para que le llegue a los más jóvenes. No es un simple brazalete.

¿Cómo manejan los egos en un plantel con tantos referentes?

La unión ha sido lo mejor y eso nos ha llevado a conseguir los últimos títulos con Pablo. Los egos los hemos dejado muy aparte. Todos los jugadores grandes del equipo han ganado muchas cosas en varios equipos y eso lo hemos sabido llevar. Los actos hablan por sí solos, la humildad es muy importante, no hay que perderla.

¿Qué le pasa cuando piensa en el Mundial sin Chile?

Es una pena. Por todo lo que se hizo, lo que se ganó, las dos copas América, ir a dos Mundiales, era el tercero consecutivo, algo histórico... Así que ahora hay que verlo por la tele, no queda otra. Chile podría haber estado ahí, pero hay que mirar para adelante. Vienen nuevas generaciones y hay que tratar de ser la misma selección que ganó las copas y poner a Chile en lo más alto.

¿Qué opina de los dichos de Claudio Bravo para restarse de la convocatoria?

Son decisiones de cada uno. Él lo quería decir y lo dijo. Para mí no eran las palabras, no era la manera, pero cada uno es dueño de lo que pueda hacer o decir y Claudio lo hizo. Pero lo más importante es el grupo. Ahora la Selección está reunida y estas cosas generan incomodidad para el nuevo entrenador. Espero que esto pase rápido y la Selección pueda estar lo más alto posible.

Se lo pregunto porque usted también es capitán.

Él tomó esa decisión, no sé si es buena o mala. Hay que esperar la otra versión, pero como te dije, es difícil llevar el brazalete, no es tan sólo dentro de la cancha. A Claudio lo conozco, es una gran persona, un tremendo arquero y conversando se solucionan las cosas.

¿Es posible que se solucione?

Sí. Si bien hay bastantes egos también, se ha sabido llevar. Hay personas humildes, todos venimos de circunstancias difíciles y complicadas en nuestras vidas, así que creo que se puede arreglar.

¿Habló con Reinaldo Rueda?

No. No he hablado nada.

¿Esperaba hablar con él?

No. Lo he dicho bastante, creo que hay otras generaciones a las que hay que darle mucha cancha. Porque hay buenos delanteros en nuestro país. Hay que saber aprovecharlos. Espero que los muchachos estén a la altura y aprovechen la oportunidad que les están dando.

¿Su ciclo en la selección se terminó?

Para qué voy a decir que se terminó. Si me llaman, estaré ahí. Todos queremos jugar por nuestro país. Pero es decisión del profe.

[caption id="attachment_112098" align="alignnone" width="900"]

Paredes posa en el Monumental. Foto: Rudy Muñoz[/caption]

¿Qué DT lo ha marcado más?

Si bien he aprendido de todos, Marcelo Bielsa fue un pilar fundamental en mi despegue. Me enseñó movimientos que nunca había hecho, me los mostró en videos, en charlas. Y ahí pegué el salto como el nueve que tenía que moverse con balón y sin balón. Me ayudó bastante.

El fútbol chileno se alejó de ese tipo de juego. ¿Cree que se terminó ese afán de ser bielsistas?

No tan sólo acá. Mundialmente casi ningún equipo sale a apretar arriba, son pocos los que juegan con presión alta. En la Champions uno ve al Barcelona, al Madrid, presionando en mitad de cancha.

La UC es puntera con un juego conservador. Ustedes también han mostrado ese estilo. ¿Qué prefiere?

Me gustaría jugar bien e ir puntero, pero de repente juegas bien y no ganas. Ése es el problema. A nosotros acá no nos gusta nada, siempre criticamos. Cada entrenador sabe lo que hace. Al final si sale campeón jugando mal, los hinchas lo van a querer igual.

¿Y Colo Colo cómo juega?

Nosotros tenemos buen fútbol. Aunque con la U de Conce no demostramos el fútbol que hacemos siempre. No sé si fue por el cansancio o no fuimos muy ofensivos. Hay que cambiar ese chip muy rápido y tratar de jugar como terminamos el campeonato pasado.

¿Cómo ve a la UC para el partido del sábado?

La Católica jugó muy bien contra la Unión. Ha sido su mejor partido, se está soltando un poco más. Debemos tener cuidado y respeto.

Son ocho puntos de diferencia con el puntero. ¿Lo ve abordable?

No es mucha la diferencia. Ííbamos siete puntos abajo el campeonato pasado, que era corto, y pudimos salir campeones. Así que no es nada del otro mundo.

¿Qué opina del arbitraje?

Si bien se apunta a los árbitros, a los asistentes, acá hay un tema muy de fondo. Es Enrique Osses el encargado de dar las herramientas necesarias para que actúen bien en la cancha. Tiene que dar su versión, explicar qué pasa. No puede salir amenazando públicamente a un técnico. ¿Qué nos pasa? ¿Porque es autoridad puede hacer lo que quiera? Acá apuntamos mucho a los árbitros, pero detrás de todo está él, que es el más responsable. Debe ponerse firme y entregar las herramientas. Escuché que iba a Inglaterra a prepararse. Pero la verdad no sé si va a hacer cursos o a vacacionar.

¿Es un problema general o contra Colo Colo?

Es general. Por ahí nos ha pasado mucho, pero es general. Y hay que empezar a trabajar para que el arbitraje sea mucho mejor.

¿Siente una persecución?

No, pero se carga más la mano que con otros equipos. Nos buscan más, pero persecución no creo.

¿Y la responsabilidad de los futbolistas? Se lo pregunto por las simulaciones, por Meneses.

También hay responsabilidad nuestra, pero ante eso no podemos hacer nada. Creo que hay jueces y una comisión de disciplina que para mí no sirve para nada. Es un chiste. Cada vez que a nosotros nos castigan, a otra gente no. Hay que parar el tema y empezar a poner mano dura. Y que de una vez por todas el arbitraje sea mejor para todos.

¿Y el caso particular de Meneses?

Fue un invento, pero la mayor responsabilidad es del árbitro.

¿Quién tiene mejor plantel en Chile? ¿Colo Colo, la Universidad de Chile o la Católica?

Por lo que he visto, la U tiene más plantel. No sé si juega mejor que nosotros, pero sí tiene más plantel y lo ha demostrado. Lo mostró en la Copa y el fin de semana pasado con Everton. Pero esto se ve al final y todavía quedan muchos partidos por delante. Esperemos llegar a ser mejor plantel que la U, a eso aspiramos.

¿Cómo fue su experiencia como vocal de mesa?

La verdad no pensé que iba a ser tanto. Fue un día cansador, con mucha gente de todos lados y la verdad en algún momento estuve muy aburrido. Pero la gente se portó extraordinario. Después me fui pensando a casa y lo volvería a hacer. Fue muy bonito que gente de otros equipos mostraran respeto.

¿Qué espera del gobierno del Presidente Piñera?

Sería extraordinario que se lograra la gratuidad en la educación. Es difícil que ocurra, pero sería extraordinario. Pero más que eso, me preocupa la salud. En otros países es gratis. Sería muy lindo que ocurriera en nuestro país. Hay mucha gente que no tiene recursos. Y se muere diariamente por no tenerlos para ir a alguna clínica o conseguir algo más que les pueda ayudar.

¿Qué portada del diario espera para fin de año?

Primero, a fines de mayo, me gustaría que la portada fuera: "Colo Colo clasificó a octavos". Y a fin de año: "Colo Colo llegó a la final de la Copa". Sería extraordinario.

"Sí lo pienso, quiero ser el goleador histórico. Uno dice "no tengo presión", pero sí la hay, para qué mentir. No me falta nada, pero no es tan fácil llegar a la meta".

"No es un simple brazalete. Hay que lidiar con mucha gente, a veces que no tiene la misma forma de pensar que yo. Trato de ser imparcial y humilde para que crean lo que digo".

"Estoy para jugar miércoles, domingo, miércoles... Físicamente me siento muy bien, estoy mejor que antes. Me recupero más rápido".

"Para mí no eran las palabras, no era la manera, pero cada uno es dueño de lo que pueda hacer o decir y Claudio Bravo lo hizo".

"Escuché que Osses iba a Inglaterra a prepararse. Pero la verdad no sé si va a hacer cursos o a vacacionar".

Comenta