Gonzalo Espinoza: “Quiero estar en la Copa América de Brasil”

El ex de la U viene de una compleja temporada en Turquía, marcada por los problemas con su DT, al que acusó de maltrato. Sobre su actual equipo, el anterior y la Roja habla con La Tercera.


Gonzalo Espinoza (28) confiesa que vio poco y nada del Mundial de Rusia, pero que, sin embargo, no se perdió ningún partido de la U este semestre.

¿Qué evaluación hace de su estancia en el Kayserispor?
Costó al principio. Hubo diferencias que no me permitieron jugar más allá de lo planificado, pero sí bastante, cerca de 25 partidos.

¿Con quién tuvo diferencias y de qué tipo?
Futbolísticas, internas, con el técnico (Marius Șumudică). No me gustaba el trato que tenía con otros jugadores más pequeños. Por ahí no le gustó que se lo dijera, pero nunca me ha gustado eso del maltrato. Hay que respetar para ser respetado. Por eso la temporada fue relativamente positiva. Estuvimos peleando hasta las últimas dos fechas por entrar a la Europa League, pero lamentablemente no se pudo.

¿Su técnico continuará?
No, lo cambiaron, por esas mismas cosas. Ya no se soportaba ese clima tenso. No fui sólo yo el que advirtió los problemas. Esperemos que ahora con el nuevo entrenador mejore el ambiente.

¿Cuándo vence su contrato?
Me queda un año más, hasta mayo del próximo año.

¿Y volver a la U?
La posibilidad siempre está. Muchas veces hubo su interés y el mío siempre ha estado. Ahora es difícil por mi contrato. Tengo que respetarlo. Y sé que es difícil llegar al monto que piden los turcos. Comprendo a la U. Siempre he querido volver. Nunca me quise ir. Hay que ver qué pasa más adelante.

Si nunca quiso irse, ¿por qué se fue?
Claramente no quise irme, pero hay un límite de negociación y no se llegó a buen puerto. No hubo acuerdo. Me hubiese gustado quedarme, pero también era el momento de salir. Si bien la oferta de afuera era mucho mejor, por mucho menos quería quedarme. Me recrimino eso, por qué no me quedé, ya que no me gustó mucho irme al lugar que me fui. Por un tema familiar más que nada.

¿Haría un sacrificio económico para volver a la U?
Los sacrificios se hacen de las dos partes. Puedo hacerlo, pero siempre que la U también. Sé que pueden hacerlo y yo también, pero el tema después es negociar con los turcos… y ellos son turcos para negociar… Me gustaría volver. Soy hincha, tengo buena relación con los dirigentes, la gente de utilería… No tengo problemas con ellos por no haberme quedado. Ninguno. Al contrario, la relación ha sido mejor. Hemos conversado este tiempo. Espero que se dé poder volver.

¿Ahora es imposible?
Es muy difícil. Allá no quieren que me vaya.

¿Cómo es el fútbol turco?
Muy intenso, fuerte, de fricción, de técnica, aunque tácticamente no sé si tan bueno. Somos mejores acá en ese sentido, pero hasta el último minuto es luchado. He visto a los centrales irse de delanteros en los últimos minutos para no perder. La competencia es difícil. Cualquiera le gana a cualquiera. Evidentemente, los grandes tienen otro presupuesto y fichan a Pepe, Gary, Isla, Soldado, Negredo… mucho jugador de renombre. Pero no se sabe quién va a ganar.

¿Le acomoda aquel estilo?
Costó al principio, pero me acomoda el tema técnico y la fricción. Me sorprendió sí que no trabajan tanto lo táctico. Además, yo venía de Hoyos…

¿Qué le pareció su despido?
Fue una lástima, porque había un cariño que se lo hacía sentir el plantel, que sé que extraña su carisma, buena onda y seriedad para trabajar. No sentí pena, pero sí lata, porque sé los esfuerzos que hacía. Revivió un plantel que estaba muerto, salió campeón, llegó a la final de Copa Chile, salió segundo del otro torneo. No creo que hiciera las cosas mal. Fueron esos diez días fatales, resultados que no se darían nunca en 10 mil años. Eso lo condenó.

¿Ha hablado con Rueda?
No, por ahora no.

¿Tiene la ilusión de que lo considere para la nueva Roja?
Sí, claramente. Cuando uno sale a buscar competencias más exigentes va con ese fin, retomar la selección en algún momento. Tuve chances de ir a la Copa América de Argentina, por circunstancias no llegué, pero siempre tengo la ilusión de volver. Haciendo las cosas bien y esforzándome la posibilidad puede darse, porque ahora está el tema del recambio, se les da chance a jugadores que no pensaron tenerla. Nos han sorprendido citaciones de alguno… Ojalá tener alguna chance para integrarme a este proceso.

¿Qué le ha parecido la Roja de Rueda?
Como es un proceso nuevo se ven cosas nuevas, jugadores nuevos. Si van a jugar los mismos se verían pocos cambios. Dentro de lo mejor que he visto está Maripán, que tuvo una muy buena pasada; Lorenzo Reyes también; Sagal; los conozco y sé cómo trabajan. Espero que me toque la chance de integrar este cambio.

Medel es el nuevo capitán de Chile y juega en Turquía igual que usted, ¿se han encontrado, han podido conversar?
Sí, conversamos las veces que nos encontramos, porque vivimos lejos. Hablamos más de la familia que de lo deportivo. Le comentaba que era complicada la ciudad donde estoy por el estudio de mis hijos y él me decía que él tenía a su hija en un colegio internacional en Estambul. Nos reímos, cambiamos la camiseta, el tiempo no te da mucho para hablar de lo deportivo.

¿Le gusta Gary al medio o lo prefiere como defensa?
Gary tiene la experiencia y sabe manejar los puestos. A mí me encanta de central, te lo juro, porque en el mano a mano es muy difícil que se lo pasen. Entonces, es rico verlo ahí, en ese puesto. Lo digo como hincha. Porque en el medio no sé si tenga tantos mano a mano como los tiene atrás. Igual en el medio controla los tiempos y la presión, maneja los dos puestos.

¿Ha visto el Mundial?
Nada. Vi sólo Portugal versus España, el mejor partido. He visto poco, me dormía con los que eran muy temprano.

Por lo que vio, ¿Chile podría haber hecho un buen papel en Rusia?
Claramente, en la gira que hizo Chile le hizo competencia a equipos que fueron al Mundial. La Selección que tenemos es rica en jugadores y experiencia. Deberíamos estar ahí, perfectamente, pero no estamos y ya no hay que seguir lamentándonos. El próximo año es la Copa América y hay que pensar en lo que viene.

Por lo mismo, pensando en el futuro, ¿el conflicto entre Vidal y Bravo dificulta el avance de la Selección?Mira, hablando muy de lejos, muy de afuera, creo que esos conflictos se van a terminar arreglando y si no, se va a tener que tomar una decisión no más.

¿Y cómo se arreglan? ¿Hablando?
Sí, y si no es así, tomando las decisiones. Si ellos son los jugadores, ellos son los que tienen que integrar la Selección. Si el técnico te llama, tú decides si vas o no; si no quieres venir, vendrá otro, si hay miles de jugadores esperando para venir, para tomar la oportunidad que te están dando a ti, pero se va a solucionar. Son problemas fuera del campo, no de adentro. Ellos tienen que pensar en lo de adentro, porque ahí, en la cancha, es donde nos dieron alegrías a todos los chilenos.

¿Quiere estar en la próxima Copa América?
Claramente quiero estar en la Copa América de Brasil. Me ilusiono. Trabajaré al máximo para poder estar ahí, para ver si se me da. Si no puedo, seguiré trabajando para estar en la próxima.

Seguir leyendo