Hazard y Dembélé comparten camilla

para nota

El belga y el francés, fichajes onerosos para sus clubes, están en deuda en sus clubes por constantes lesiones. Es semana de clásico Real Madrid-Barcelona.


El Barcelona y el Real Madrid protagonizarán el próximo domingo una nueva versión del clásico español, en el Santiago Bernabéu. Y antes, durante la semana, ambos tienen que cumplir con la Champions. Los clubes antagonistas están unidos por semejanzas; la baja de sus grandes precios, aquejados por las lesiones: Ousmane Dembélé y Eden Hazard.

El belga llegó como la gran estrella del Madrid para esta campaña, a cambio de 100 millones de euros (con un contrato hasta 2024), no obstante no ha sido el mismo que brilló en la Premier League: solo un gol en 15 partidos. Fue ausencia por meses por una microrrotura en el tobillo derecho. El sábado, ante el Levante, recayó. Se le diagnosticó una fisura en el peroné distal derecho, que lo deja casi afuera del resto de la temporada.

En siete meses con el elenco blanco, ya se ha perdido tantos partidos por lesión (20) que durante sus siete temporadas con el Chelsea. Esto también pone en alerta a la selección belga, de cara a la Eurocopa que parte en junio.

En la otra trinchera, el millonario fichaje de Dembélé en el Barça (125 millones de euros, el segundo precio más caro de la historia azulgrana) no se ha justificado por completo en la cancha porque el galo ha pasado mucho en la enfermería.

El pasado 11 de febrero fue operado en Finlandia de la rotura del tendón proximal del bíceps femoral del muslo derecho que se produjo en una práctica. Esto lo tendrá seis meses de baja y aquello le permitió al club fichar a un reemplazo: el danés Martin Braithwaite. Esta es la última lesión del ex Dortmund, quien suma apenas nueve partidos en la campaña. Desde septiembre de 2017, cuando sufrió la rotura del tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo, hasta la fecha, se ha perdido 80 partidos con el Barcelona. Su vínculo culmina en junio de 2022.

Esta semana es importante para el Real Madrid y el Barcelona, por el clásico, y también por la participación de ambos en los octavos de final de la Champions. Hoy, los culés de Arturo Vidal visitan al Napoli. Messi en la tierra de Maradona. Mañana, los merengues reciben al Manchester City.

Comenta