Huachipato le pasa por encima a Temuco y sueña con la Sudamericana

El equipo de la usina vence por 0-4 a la escuadra de Miguel Ponce.


D. Temuco

J. L. Gamonal; J. Soto, C. Vergara, L. Casanova, Y. Águila; C. Zamorano, M. Riquero (70′, J. Requena); R. Farfán, C. Canio (65′, D. Malhue), A. Ábalos; M. Donoso (45’+2, D. Arias).

DT: Miguel Ponce

Huachipato

C. Lampe; J. Martínez, F. Pereyra, V. Huerta, N. Baeza (57′, J. Córdova); S. Martínez, C. Sepúlveda, J. Urzúa; C. Valenzuela; J. Parraguez, G. Torres (67′ Ch. Ortiz).

DT: Nicolás Larcamón

Goles: 0-1, 42′, Parraguez anota tras un rebote concedido por Gamonal, quien controló de gran forma un remate inicial del mismo delantero; 0-2, 48′, autogol de Riquero, quien devolvió un pase de Gamonal, de forma incontrolable para el arquero;  0-3, 74′, Parraguez, quien arranca desde la mitad de la cancha y engancha ante dos rivales antes de definir con un derechazo bajo; 0-4, 77′, Pereyra anticipa a la defensa tras un tiro de esquina y marca con un cabezazo.

Estadio: Germán Becker. Asistieron 5.364 espectadores.
Dirigió Carlos Ulloa. Amonestó a Canio en Temuco y a Baeza, Martínez en Huachipato. Expulsó a Zamorano, en los 89′.

Huachipato vuelve con todo. El equipo de la usina parece empecinado en la idea de postular a la Copa Sudamericana y, en el retorno del Campeonato Nacional, da una muestra de autoridad: golea a Deportes Temuco por 0-4, en el Germán Becker. Por lo pronto, la escuadra de Nicolás Larcamón alcanza a Unión Española en la séptima posición de la tabla. El equipo de Miguel Ponce, en tanto, se complica con la parte baja y, junto con Palestino, se convierte en el equipo más goleado del torneo: 35 tantos en contra.

Los acereros contaron varios aliados. El primero, y más meritorio, la contundencia de Javier Parraguez, quien primero, y en función de su oportunismo, abrió la goleada en los 42′ y, más tarde, en los 74′, la encaminó con un carrerón desde la mitad de la cancha y una definición precisa. El segundo, el infortunio de Mathías Riquero quien, en una desinteligencia, le devolvió el balón en mala forma al arquero José Luis Gamonal. El último, una desaplicación defensiva en un córner, que Federico Pereyra aprovechó para conectar con un cabezazo en el primer palo. Para colmo, los araucanos perdieron prematuramente a su principal carta de gol, Matías Donoso, quien se lesionó al término del primer tiempo.

En los últimos minutos, el equipo de Talcahuano se dedicó a administrar lo que había conseguido en el resto del partido. Y después del pitazo del juez Carlos Ulloa, a soñar con medirse con los grandes del continente en la próxima temporada.

 

 

Seguir leyendo