Inglaterra se sube a Kane

El delantero del Tottenham es el capitán hace menos de un mes. Es el jugador más caro del Mundial, según un estudio, y ayer aseguró que se conforma sólo con ganar la Copa.


A fines de mayo, Gareth Southgate, técnico de Inglaterra, le dio una inesperada, pero extraordinaria noticia a Harry Kane, delantero del Tottenham: desde ese preciso momento él se transformaba en el nuevo capitán de la selección. Por consiguiente, tendría el honor de portar la jineta en el Mundial que se disputaría en unas semanas más. El goleador de 24 años no lo podía creer.

La decisión del entrenador es un reflejo de la trascendencia de Kane. Otorgarle la capitánia al atacante de los Spurs no era ningún capricho. Para nada. Simplemente, se trata del mejor futbolista inglés de la actualidad, el más completo, valioso y al que tientan gigantes como el Real Madrid.

Hoy será el encargado de comandar la ofensiva de Los Tres Leones, en su debut en Rusia 2018 ante Túnez. Más allá de su juventud y de que ésta sea su primera Copa del Mundo, está llamado a ser una de las principales figuras de la máxima cita.

“Tiene fe y un alto nivel de exigencia, y es un gran mensaje para el equipo contar con un capitán que ha demostrado que es posible ser uno de los mejores del mundo en un período de tiempo constante, y ese ha sido su empuje”, destacó Southgate al momento de comunicar su decisión.

“Es un honor increíble. De pequeño siempre sueñas con jugar por Inglaterra, ser capitán es un poco más, pero para mí nada cambia; soy la misma persona, el mismo jugador y sólo se trata del equipo y de llegar lo más lejos”, dijo el ariete.

El más caro del Mundial

El cartel con el que Kane llega a Rusia se lo ganó gracias a excelentes temporadas con el equipo londinense, tanto en la Premier League como en la Liga de Campeones de Europa. Hace algunas semanas, renovó con el Tottenham hasta 2024, pese al interés de los merengues en ficharlo.

Según un informe del Observatorio de Fútbol del Centro Internacional para el Estudio del Deporte (CIES, por sus siglas en inglés), el Huracán es el futbolista más caro del Mundial de Rusia. Su valor alcanza los US$ 236 millones y supera a estrellas como el brasileño Neymar, el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo.

Su presencia inspira respeto en los rivales y le ha otorgado un mayor favoritismo a los ingleses que en Mundiales anteriores. El mismo Kane tiene mucha confianza en sí mismo y en sus compañeros. De hecho, en la previa del duelo ante los africanos, no dudó en afirmar que espera ser campeón con Inglaterra.

“Uno va a cada torneo, a cada partido, e intenta ganarlos. Será muy difícil, porque hay un montón de equipos realmente buenos en el torneo, pero no voy a decir que me basta con los cuartos de final o las semifinales. Sería mentir. Yo quiero ganar el Mundial”, confesó con ambición.

“Hace cuatro años estaba viendo el Mundial en mis vacaciones. Me ha costado mucho. Tuve que trabajar bastante duro, con determinación. Los últimos años he mejorado y ahora estoy aquí. Quiero mostrale al mundo lo que tengo”, agregó, desafiante.

No se quedó en eso. Hurrykane también quiere ser el máximo artillero de Rusia 2018, por lo cual aseguró que el gran inicio de CR7 (triplete ante España) le dejó la vara alta. “De seguro, Ronaldo me ha puesto un poco de presión. Es un jugador fantástico (…) Espero poder anotar un hat-trick mañana (hoy)”, sentenció.

El optimismo de Kane es compartido por su técnico. “La historia nos ayudará a entender qué podemos mejorar y qué podemos hacer. Aprendemos lecciones del pasado, pero para este equipo no es una carga, porque es un grupo fresco”, advirtió el DT, que ya le informó a su plantel quiénes serán titulares para evitar cargas sicológicas extras.

Seguir leyendo