Insólitos compañeros de pichanga

Imagen haroldnava2

Máximos rivales en los despachos, como jefes de Colo Colo y la U, Harold Mayne-Nicholls y José Luis Navarrete en los ratos libres comparten equipo en una liga amateur.




Harold Mayne-Nicholls (58 años) y José Luis Navarrete (61) vivirán el Superclásico de esta tarde, entre Colo Colo y Universidad de Chile, en veredas opuestas. Uno es el vicepresidente de Blanco y Negro y el otro es el timonel de Azul Azul. Sin embargo, durante más de 12 años esa rivalidad no ha existido en el plano más íntimo, son compañeros de pichanga, ambos luchan por la misma meta: salir campeones de la Liga Independiente de Fútbol, defendiendo los colores del Old Georgians FC en la categoría Diamante, donde participan jugadores nacidos antes del 1 de enero de 1960. Hasta ahora, van bien encaminados, ya que son punteros.

"Para mí lo más importante es la amistad del grupo. Fundé el equipo en 1978 en la biblioteca del colegio Saint George y desde ahí cambian los nombres, pero no se traiciona la amistad", dice Harold, quien cuenta que el equipo en un principio se llamó Dragones, porque existía otro con el mismo nombre. No obstante, cuando este desapareció, adquirió su denominación actual.

El expresidente de la ANFP explica cómo se fue forjando la relación con Navarrete. "Hace años, cuando éramos más jóvenes, entrenábamos de forma seguida en una canchita de baby donde yo vivo. Entonces, el Pepe iba y después nos comíamos unos churrascos y ahí se fue fortaleciendo la amistad".

Rodolfo Dubó, exmundialista de 1982, es compañero de ambos dirigentes y a veces ejerce como técnico y jugador. "Son dos personas apasionadas, buenos jugadores y grandes compañeros", narra, para luego realizar una particular descripción: "Pepe juega de puntero derecho, es un tremendo jugador, tiene mucha fuerza. Es bueno para la pelota, se saca dos o tres jugadores, sin ningún problema, y tiene gol. A Harold lo ponemos como un volante mixto. Para nosotros es muy útil, quita mucho, es criterioso. De repente, hace un par de goles y le digo 'te equivocaste'. El fuerte de él es que es muy táctico, quita mucho y corre bastante".

Para el entrenador del equipo, Joel Pacheco, la convivencia con ambos dirigentes es ideal. "Es muy agradable, porque uno piensa que es gente que, al estar tan metida en el fútbol, puede ser complicada. Pero no, es todo lo contrario, siempre están aportando", afirma, junto con detallar que "Harold y Pepe son aguerridos para jugar; son fuertes y meten la pierna. No se quedan".

Navarrete, quien optó por no participar en este reportaje, no solo es descrito como un gran puntero derecho, sino que también como un portero de muchas condiciones. "Cuando nuestro arquero falla, juega Pepe. Es un tremendo arquero, pero no le gusta", relata Dubó, quien precisa que los partidos se disputan en dos tiempos de 40 minutos. "Harold físicamente es dotado, nos mata a todos", apunta sobre el vicepresidente albo, quien, por haber cumplido 58 años en julio, no califica con la edad mínima para entrar en la categoría. Pero sí lo hace, porque el mismo reglamento permite excepciones. Algo así como un juvenil en la cancha.

"Pepe estuvo en las cadetes de Huachipato en su tiempo. Llegó hace unos 12 o 15 años, junto con cuatro o cinco exoficiales del Ejército. Cuando él llegó, jugábamos en el mismo equipo. Él me lleva dos años de diferencia. Entonces, él pasa a una categoría mayor antes. Este año yo soy excepción en Diamantes y ahí volvimos a jugar juntos", explica Mayne-Nicholls sobre el timonel azul, quien en esta temporada ha disminuido su participación en los encuentros, debido a las obligaciones adquiridas al asumir en la testera laica.

Todos coinciden en que el tercer tiempo es el mejor, en un elenco que cuenta entre sus figuras con Marcelo Salas, en Súper Sénior, y Carlos Caszely, en Súper Diamante. "El equipo tiene una característica: no importa cuál serie sea ni el resultado; siempre nos quedamos a tomar algo, a echar la talla y ahí va creciendo esa amistad", sentencia el director de ByN, quien hoy será anfitrión de su atribulado amigo, uno que se aferra a que la U dé el gran golpe en el Monumental y comience su despegue.

Comenta