Cecilia Lagos

Cecilia Lagos

El Deportivo

Isco tiene la culpa

Crónicas al otro lado del Atlántico


Lo que está pasando con el Real Madrid es el goce de los que aman la palabra crisis: récord histórico de minutos sin goles y cuatro derrotas en cinco partidos seguidos sin ganar. Como siempre en estos casos, el sensacionalismo y la termocefalia campean. Por supuesto, un ciclo así no pinta bien en ningún lado, pero yendo de lo particular a lo general, uno puede concluir varias cosas. Aquí algunas.

Leo mucho que la ausencia de Cristiano es catastrófica, pero no es tan así. En los seis partidos de inicio de temporada previos a este brete -Champions incluida-, el Madrid ganó cinco, empató uno y marcó 15 goles. La capacidad goleadora dejó de concentrarse en un solo jugador y los únicos encuentros de producción magra fueron el 1-1 con el Athletic Club y el 1-0 versus Espanyol.

Hasta ese partido, un mes atrás, los merengues anotaban y estaban invictos. ¿Entonces? Para mí la mayor razón tiene cuatro letras: Isco. Luego del triunfo frente a los pericos, a Isco le dio apendicitis y estuvo un mes sin jugar. La importancia del ex Málaga en el tejido creativo madridista es simplemente esencial y nadie más ha demostrado equipararlo.

Bale es fantástico cuando está sano, pero sabemos que sus constantes problemas musculares lo condenan. Benzema lleva cuatro goles y después de tantos años como escudero de CR7, ya es muy tarde para que tome su lugar. Sumemos también la lesión de Marcelo y los bajos rendimientos de Varane y Ramos. Entonces creo que ha habido una sucesión de hechos desafortunados con los que Julen Lopetegui ha tenido que lidiar casi al mismo tiempo en apenas un mes.

Y claro que puede pasarle a un equipo, solo que la reverberación destructiva que tiene una mala racha en el Real Madrid es sideral. Lo lógico es esperar que Isco vuelva a su nivel, que la enfermería se reduzca y que la defensa reaccione. La próxima semana tienen la gran oportunidad de quedar a un punto de Barcelona en El Clásico y si eso sucede, la crisis se borrará de los medios y la hinchada tan rápido como su memoria.

Seguir leyendo