Jarry busca la final en Río