Kudelka ahora se persigue con Sampaoli

Frank Kudelka y Jorge Sampaoli.

El DT comenta en el club que la impaciencia del hincha es porque aún no supera el recuerdo del estilo ofensivo del casildense. Hoy cambia la pizarra para enfrentar a O’Higgins.


Frank Kudelka está ofuscado, con ganas de revertir rápidamente la complicada situación de Universidad de Chile. Ya no quiere dar explicaciones de porqué su trabajo sigue sin dar resultados.

Kudelka está cansado y tiene una teoría: que el fantasma de Jorge Sampaoli persigue a la institución. Y no por ser el candidato a sustituirlo, como publicaron algunos medios en octubre: “Sería un honor que me reemplace, es un entrenador de mucha calidad”, dijo en aquella ocasión.

La sombra de Sampaoli que hoy no lo deja en paz se refleja en la cancha. Se lo ha dicho a sus más cercanos e incluso a algunos directores. Asegura que la presión que existe por ver a la U atacando con la misma intensidad que el equipo que consiguió la Copa Sudamericana en 2011 presiona en demasía a sus dirigidos: “Kudelka ha comentado que la gente solo quiere que el equipo ataque, sin importar la forma. Los jugadores no pueden abstraerse de eso en el estadio. Los pifian si dan un paso atrás y no arman las jugadas como se las pide el técnico. Kudelka no es igual a Sampaoli y tampoco tiene los mismos jugadores”, dice un miembro del plantel. De esa generación solo quedan Johnny Herrera (37 años) y Matías Rodríguez (32).

Las quejas del ex Talleres de Córdoba son compartidas por otros técnicos que han pasado por el club. En 2014, según agregan desde la institución, Martín Lasarte ya daba indicios de la incomodidad que se generaba en el estadio cuando el equipo hacía circular el balón. Las pifias caían rápidamente. Ante Cobresal, en la primera fecha, los fanáticos dieron muestra de aquello. Aunque el equipo ganaba 1-0, los casi 17 mil hinchas pifiaron a Beausejour por tocar atrás, a los 12 minutos. Kudelka, en conferencia, no quedó ajeno al tema: “Contra Cobresal había espacio porque empezamos ganando. La pelota llegaba a esos espacios, pero volvíamos para atrás o la perdíamos rápido. Ese día no generamos por falta de gente, sino por demasiada impaciencia”.

Gabriel Torres, en tanto, se refirió a la impaciencia: “Estamos en la U, es muy poco lo que esperan… En otros clubes quizás no es la misma presión”. Por eso el psicólogo Eugenio Lizama ha tomado un rol clave en el equipo.

En lo deportivo, Kudelka moverá el equipo. Sale Caroca y entra Ubilla en ofensiva. Gabriel Torres jugará prácticamente como el enganche que tanto pide el DT.

Seguir leyendo