Kudelka da vuelta el CDA

El DT mejora las canchas, crea un comedor especial e impone un nuevo manual de horarios y obligaciones al plantel.


“Sabino, ¿Cómo está el pasto? ¿Lo puedes ir a ver? ¿Cómo da bote el balón? ¿Las canchas están en perfectas condiciones?”. El diálogo se produce vía telefónica. Las interrogantes vienen desde Córdoba, Argentina. El emisor es Frank Kudelka, técnico de Universidad de Chile, quien está a horas de retornar a Santiago para iniciar la pretemporada con el equipo laico en La Cisterna. ¿El receptor? Sabino Aguad, gerente deportivo de Azul Azul, que responde y le transmite tranquilidad al técnico transandino.

Frank Kudelka, antes de partir de vacaciones, dejó una serie de exigencias que supervisó a la distancia. No quería que nada fallara. Mejorar las condiciones del pasto de las canchas del Centro Deportivo Azul era su principal preocupación. Por lo mismo, durante un mes se resembró el césped, al mismo tiempo que se le incrustó abono para fortalecer su crecimiento.

Otro de los puntos que Kudelka dejó en el listado de tareas fue realizar un comedor especial para el plantel de honor. En el segundo piso del CDA, el club desarmó la sala de juegos, que contaba con mesa de pool, sillones y taca-taca. Una mesa, en forma de U, de color azul, se tomó la imponente sala que tiene ventanales que dan vista a todo el complejo ubicado en La Cisterna.

Los horarios y las rutinas también sufrirán un vuelco. No serán voluntarias. Todos los jugadores deberán llegar a desayunar al CDA a las 8.30 horas. Los almuerzos conjuntos también serán obligatorios después de las prácticas de la semana. ¿La idea del cuerpo técnico? Además de controlar la alimentación de los futbolistas, misión que tendrá a cargo la nutricionista Isidora Selman, se buscará generar un clima de mayor cercanía entre los futbolistas. Kudelka quiere armar una familia: “Cada uno vive su mundo. Se quieren crear instancias para generar más lazos”, dicen desde la institución. Los futbolistas, además, recibieron el manual de conducta que busca generar una mayor responsabilidad en el plantel. Desde el horario de los masajes, hasta el uso del celular, son algunos de los temas que los jugadores deben tener en consideración.
A las 13.30 de ayer, el plantel estudiantil se trasladó a La Serena para continuar la pretemporada que ya registra siete días de entrenamiento y exámenes médicos.

El viernes de la semana pasada, Sabino Aguad viajó al hotel Serena Suites para revisar que todo estuviese en orden. El equipo arrendó todas las habitaciones, impidiendo el ingreso de los turistas. Se decidió entrenar en Los Llanos, luego de descartar el complejo Serena Golf por el mal estado de las canchas.
Los azules jugarán el 15 de enero su primer amistoso ante Coquimbo, en un duelo a puertas cerradas, que contará con cuatro tiempos de 30 minutos cada uno.

Seguir leyendo