Kudelka recurre al fondo del plantel

El DT hará cambios buscando recuperar el nivel y mantenerse peleando en la parte alta de la tabla.


La Universidad de Chile quiere dejar atrás la irregularidad. Los azules marchan en el quinto lugar de la tabla, siete puntos por detrás del sólido líder Universidad Católica, por lo que no tienen margen de error si quieren seguir con opciones de pelear el campeonato.

Pese a mantenerse en una posición expectante, el técnico universitario, Frank Kudelka, no está conforme con el rendimiento de sus futbolistas y, de cara al duelo de mañana ante la Universidad de Concepción, por la vigésimo tercera jornada del campeonato, el estratega laico analiza opciones para variar su propuesta y alcanzar de esta manera el rendimiento esperado.

Para el duelo contra el Campanil, que se mantiene como sublíder de la competencia con 43 unidades, no estarán entre los citados Gustavo Lorenzetti, Felipe Saavedra ni Rodrigo Echeverría, tres que habían venido sumando presencias, pero sin alcanzar el rendimiento mínimo esperado, por lo que el estratega simplemente los borró del equipo.

En su lugar, ingresaron a la citación Rafael Caroca, Alejandro Contreras e Iván Rozas. Este último, de hecho, no había sido nunca considerado por el entrenador argentino en las convocatorias del Torneo Nacional y, este fin de semana, podría ser incluso titular, actuando en la banda izquierda ante la lesión de Jean Beausejour y la ausencia por decisión técnica de Saavedra. La conformación definitiva del equipo, eso sí, será entregada por el cuerpo técnico al plantel durante esta jornada.

“No me pidan ser un mago y que saque un equipo que rinda a la perfección. Por momentos se puede y por otros no”, dijo el entrenador transandino después del empate 1-1 ante Palestino en la ida de las semifinales de la Copa Chile, el pasado 8 de septiembre, donde explicitó la frustración que siente por el discreto rendimiento de su propia escuadra. “Hacer funcionar al equipo lleva tiempo”, agregó en la que fue la última vez que habló con los medios ya que, ayer, se negó a asistir a la conferencia. Y aunque arguyó que su ausencia se debió a la suspensión de dos partidos que arrastra desde el Superclásico (cumplirá el primero mañana en el sur), desde la ANFP confirmaron que el DT estaba habilitado para hablar y que si no lo hizo fue por su (falta de) voluntad.

Seguir leyendo