La alta e inédita tasa de suplencia que inquieta a Arturo Vidal

Vidal fue suplente ante el Valencia. Foto: AFP.

Nunca en su paso por Europa el chileno había sido relegado a la banca con tanta frecuencia.


Arturo Vidal está en Estados Unidos con la Selección. En la Roja es un indiscutido y asume que Reinaldo Rueda le dará en los partidos ante Perú y México lo que más requiere por estos días: permanencia en el campo de juego. Es eso lo que le ha negado Ernesto Valverde en los primeros días del Rey en el Barcelona. Es esa, por consiguiente, la razón de la inquietud del volante chileno ante una realidad que en su paso por Europa casi no conocía: la suplencia. “Cómo voy a estar contento si no juego? En los últimos partidos he estado un poco molesto, pero seguiré luchando, vienen encuentros importantes ahora, recién empieza todo y espero ser titular”, dijo en Estados Unidos, aunque descartó que el emoji de enfado que publicó después de la victoria del Barça ante el Tottenham haya sido dirigido a su actual entrenador.

En España sacan cuentas. El diario Marca, por ejemplo, recurre a las cifras para intentar explicar, aunque no justificar, el malestar del oriundo de San Joaquín ante su secundaria condición en el equipo culé, en el que solo ha jugado un 22 por ciento de los partidos como titular: dos de nueve. Para colmo, en ninguno ha permanecido en el campo durante todo el encuentro.

“Vidal no está acostumbrado a ser suplente. Así lo demuestran los datos que dejó en dos grandes del continente como la Juventus y el Bayern. En Turín, entre 2011 y 2015, el chileno jugó más del 90 por ciento de los partidos como titular, mientras que en Múnich, a las órdenes de Guardiola, Ancelotti y Heynckes, superó el 80 por ciento de participaciones de inicio. En esos años, la cifra máxima de suplencias en el cómputo de una temporada fue de ocho. Y ahora, cuando estamos sólo en octubre, ya van siete”, grafica.

La publicación agrega que Vidal ni siquiera necesitó la manida adaptación cuando llegó al Bayer Leverkusen en su primera experiencia europea. De hecho, su presencia como estelar en el cuadro farmacéutico bordea el 90 por ciento.

 

 

Seguir leyendo