Paula Navarro: "La ANFP tiene una preocupación diferente con los hombres que con las mujeres"

Paula Navarro

La mujer a la que el fútbol masculino le negó el acceso a entrenar a uno de sus equipos, sigue con éxito haciéndolo en el Santiago Morning femenino. Es un año más la campeona vigente.




Paula Navarro cerró una temporada más en todo lo alto, con el título de campeón bajo el brazo. Su Santiago Morning defiende el cetro de campeón.

¿Cómo vivió la premiación?

Diferente. Debido a lo que pasa en el país es complejo celebrar mucho. Es diferente, pero estamos acostumbradas a las cosas diferentes. Estamos felices del reconocimiento a nuestro trabajo.

¿Cómo vivió la interna durante la suspensión por el estallido, la incertidumbre de no ser campeonas?

Estuvimos comunicados con la ANFP. Presentamos varios reclamos, una carta para saber qué estaba pasando. No nos hubiera importado mucho si a la Católica no los hubieran nombrado campeones. No hubiéramos exigido que nos dijeran campeonas. Pero por qué a ellos sí y nosotras no, no lo entendíamos.

¿Se repite mucho esa pregunta con el fútbol femenino?

Sí, porque es una industria 99 por ciento de hombres. Entonces, es difícil cambiar esos paradigmas. Estamos recién evolucionando en relación a la igualdad con la mujer.

¿Sintieron abandono de la ANFP?

No estamos muy preocupados de la ANFP. Solo de cumplir con nuestro trabajo, entrenamientos y partidos. Cuando ellos no cumplen, lo hacemos saber de forma oficial. No solo lo digo yo, pero es claro que tienen una preocupación diferente con los hombres que con las mujeres.

¿Cómo podría equipararse?

Tiene que partir desde arriba. Es un tema país. Hay muchas cosas que se tienen que reglamentar, no solo en el fútbol, sino en el rol de la mujer.

Entonces, a nivel país ¿cómo se lograría esa equidad?

Desde el Congreso. Yo estuve en la Cámara de Diputados haciendo una exposición explicando lo importante que es que establezcan leyes donde, por ejemplo, a clubes o universidades que tengan fútbol para hombres, también tengan rama femenina. Y una bonificación en sus impuestos, algo para que se incentive. Así lo hicieron los grandes países.

¿Qué le respondieron?

Quedaron sorprendidos con las ideas y muy agradecidos. Son cosas simples. Hay que mejorar la ley de franquicia tributaria, que si las empresas donan 100, recuperen 100, porque si donan 100 y reciben 60, nadie quiere hacerlo. Hay que ver métodos para que las inversiones vayan a los deportistas.

¿La diferencia de inversión del Morning se reflejó en el torneo?

Hay tres equipos que nos pueden complicar. En el fútbol hay tres resultados posibles, pero efectivamente marcamos diferencias. Tenemos buenas jugadoras, que se dedican todo el día, que tienen un compromiso donde pueden descansar, entrenar, alimentarse bien y eso marca diferencias. Esperemos que los clubes puedan entender eso y que inviertan en sus jugadoras.

¿Los otros clubes no invierten porque no quieren?

Están preocupados del fútbol de hombres, de llenar estadios y vender camisetas.

¿Todo se reduce al mercado?

Nosotros somos un club chico y nos dimos cuenta de que el rol de la mujer es muy importante y nos ha permitido ser un club grande de fútbol, que ha marcado cosas históricas. Nuestro presidente entendió que a través de estos hitos íbamos a crecer como club y está ayudando a que también crezcan los hombres.

¿En qué nota crecimiento?

Marketeramente ellos también quieren hacer lo mismo que nosotras. Se preocupan de detalles. Ha habido un plan de crecimiento, de desarrollo, que partió con las mujeres.

¿La desigualdad con las mujeres en el fútbol es reflejo de la sociedad?

En las industrias hay pocas mujeres, ganamos mal, en Isapre pagamos más. Es reflejo de la sociedad y se lo dije a los diputados. Por eso tienen que hacer leyes que sean 50 y 50, no para uno sí y otros no.

¿Ve voluntad para equiparar?

De lo que ha pasado en Chile en estos momentos todos hemos aprendido y mirado lo que sucede con tu vecino, con tus seres queridos. Chile tiene mucho futuro y esto nos va a servir para crecer.

El equipo se tapó un ojo en la foto del título, menos usted.

Estaba atrapada entre dos arqueras que tenían puestos sus guantes. Ellas alcanzaron, pero yo no pude. Las chicas son participativas en las manifestaciones. Yo por tiempo no puedo ir mucho, me queda poco y lo uso para estar en mi casa, con mis perros, o pasear. He ido a algunas asambleas en mi comuna.

¿Se manejó bien la acusación contra José Letelier?

No tengo nada que opinar de él. No trabajo con él, no lo conozco. He estado en algunas reuniones con él, pero no conozco más. Las que pueden hablar son la ANFP y las jugadoras.

¿Está preparando el Morning 2020?

Venimos trabajando hace meses la próxima temporada. Las chicas tendrán vacaciones y seguimos. Tendremos pretemporada en Panguipulli, donde haremos clínicas deportivas sociales. Haré charlas a entrenadores. Y tendremos triple jornada de entrenamiento.

Mayor profesionalismo

Este año fueron 13 contratos y ahora tendrán más, ¿cómo se logra?

Con empresas privadas. También el club destinó el 30 por ciento del presupuesto de los hombres para las mujeres. Y educar en cómo ser profesionales. Ya no pueden faltar a entrenar por tener que cuidar al hermano; es su trabajo. Toda revolución viene con una evolución.

¿Le gusta la idea de que las mujeres hagan de teloneras de los hombres?

Lo hemos hecho, pero nuestro presidente lo quiere al revés. Que los hombres vayan de preliminar y nosotras de fondo. Lo dijimos en la Cámara, estaban felices. Lo único que queremos es que los estadios municipales sean gratis para el fútbol femenino.

Comenta