La Calera no supo aguantar en Barranquilla

FOTO: CONMEBOL

En el cierre de cada tiempo, el equipo chileno recibió los goles con que cayó derrotado por 2-1 en su visita a Junior en Colombia.




Se jugaban los últimos minutos del primer tiempo, un período en que el arquero Arias se había transformado en figura, cuando cayó Unión La Calera. Edwuin Cetré recibía una pelota en el área, con tiempo para acomodarse, mirar y clavar la bola en una esquina imposible para nadie.

Se jugaban los últimos minutos del segundo tiempo, en que La Calera había jugado mucho mejor, y llegó el segundo tanto local.

El 2-1 con que anoche Junior de Barranquilla derrotó a Unión La Calera, en el duelo de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana se definió al final de cada parcial.

El once calerano no se vio bien en Colombia, donde pese a jugarse de noche, agobiaba el calor. Los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda no se encontraron mucho, incluso, algunas de sus figuras estaban más preocupados de reclamar que de generar fútbol.

Fue en la segunda mitad cuando La Calera parecía reinventarse. No fue un cambio radical ni de golpe, sino que se fraguo de a poco, con la gran prueba del contragolpe de Thomas Rodríguez, a los 60′, que seis minutos más tarde, tras la deliberación del VAR sobre su posición, fue cobrado como gol.

Bastante aire les dio a los caleranos ese tanto, que tuvieron el 1-2 varias veces en los próximos minutos. Parecía que una victoria en Barranquilla era posible.

En tanto, Junior recién se dio cuenta que no ganaba a los 70′, cuando empezó a molestar de nuevo a la defensa chilena, hasta que a los 83′ vino el cierre de Borja.

Lo único bueno: el gol de visita puede ser clave para la revancha, la próxima semana.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.