La Copa de las tribunas vacías

ARENA DO GREMIO PERU VENEZUELA

El estadio Arena do Gremio en el partido de Perú y Venezuela. Foto: AFP

La primera fecha de Brasil 2019 no alcanzó a llenar ni el 40% de la capacidad de los estadios. La organización ya planifica regalar boletos.




Asientos vacíos, galerías desoladas y muchos puestos disponibles. La imagen se repitió en todos los partidos de la primera fecha de la Copa América. El Comité Organizador Local lo sabe y los futbolistas no están a gusto. "A ningún jugador le gusta ver las tribunas vacías", fue el llamado de atención que hizo ayer Fernando Muslera, arquero uruguayo. Y es que justamente en el partido de su selección ante Ecuador apenas asistieron 13.611 personas.

"Desde luego que nos preocupa", advirtió Alejandro Domínguez, timonel de la Conmebol. Pasa que las cifras están muy lejos de lo que ocurrió en la Copa Centenario de 2016. Ahí, 327.036 personas acudieron a la 1ª fecha, versus las 151.344 que lo hicieron en Brasil. Y sí, es cierto que los estadios son más grandes y que hubo dos partidos más al jugar más equipos esa copa, pero porcentualmente, en Norteamérica se copó el 57,4% de la capacidad, contra los 39,5% que se llenaron en Brasil. Incluso Chile 2015 le da una paliza en la asistencia al actual certamen, con el 78,3% de la capacidad de los estadios en la 1ª fecha. Ahí fueron 114.650 de 146.303 posibles.

¿Razones? En las calles de Brasil las explicaciones al poco atractivo apuntan a dos factores: el exceso de grandes torneos seguidos (Copa Confederaciones 2013, Mundial 2014, Copas América 2015, 2016, 2019 y 2020 y Mundial 2018) hacen que la ansiedad baje. Y lo segundo es lo caro de las entradas. Pasa que el salario mínimo en el país anfitrión llegó a los 256 dólares y el promedio de los tickets es de 70 dólares, siendo el más barato de unos 30 dólares. Eso, sumado a que más de 13 millones de personas están desempleadas, hace que no sea prioridad ir al estadio. Sin ir más lejos: en el partido inaugural quedaron más de 20 mil asientos vacíos, porque el promedio de cada ticket era de 87.000 pesos chilenos, unos 125 dólares. Y tampoco están llegando visitantes de la región.

Los primeros cinco partidos de la Copa promediaron 25.224 entradas vendidas. No llegan ni a las cinco mejores del Brasileirao. Y por el contrario, se recauda cuatro veces más Palmeiras, el que más dinero mueve en la Serie A.

Según cuentan desde la organización, para llenar las tribunas el COL ya planea regalar boletos a escuelas de bajos recursos, bajar los precios de las entradas aún disponibles y lanzar ofertas 2x1 o 3x2.

Comenta