La madre de todas las medallas

Nombre: Melita Schüssler. Edad: 61 años. Disciplina: remo.


Es paradójico, pero Melita Schüssler (61 años) nunca practicó remo. No al menos en el alto rendimiento. Pero una vez sus cuatrillizos se empaparon de las palas, su vida tomó ese rumbo.

Esta profesora de educación física, atleta de toda la vida y brillante en el lanzamiento de la bala, es la autora de una de las últimas hazañas del deporte nacional. Sus mellizas, Melita y Antonia Abraham, brillan en cada competencia a la que asisten. Son además el gran recambio olímpico en el que Chile se esperanza. Sus hijos, Ignacio y Alfredo, tampoco se quedan atrás.

Su aventura comenzó cuando a los 39 años. A esa edad, junto a su marido, Omar (63), deseaban contar con su prole, y tras intentarlo incansablemente, una inseminación artificial terminó desatando el milagro. Así llegaron los Abraham Schüssler al mundo. Cuatro de golpe.

Y ella, deportista desde los 12 años, no dudó en acercarlos al deporte de forma gradual: “Desde los tres meses que los tuve en contacto con el deporte. Primero, de apenas tres meses, fueron los caballos. Luego, cuando entraron al colegio, a los cuatro años, realizaban todos los juegos de iniciación para niños. Un poquito más grandes, probaron en el básquetbol, después en el atletismo, hasta que a los 10 años los llevaron a entrenar remo y de ahí no se movieron”.

Ahora, Melita incluso es dirigenta deportiva. Su último cargo es el de presidenta del Club de Regatas Miramar, de San Pedro de la Paz, la institución donde el clan aprendió a bogar y de la que aún forman parte. Una heroína que engendró a la vez, que entregó a Chile, cuatro deportistas que dan que hablar en todo el mundo. La madre de los y las Abraham.

Seguir leyendo