La renovación azul quedó en palabras

En el directorio apostaban por bajar la edad del plantel. Hoy, sin embargo, el objetivo está lejos.


En el último directorio celebrado en 2017, Azul Azul se trazó los objetivos para temporada entrante. Bajar el promedio de edad y comenzar a darle tiraje a la chimenea asomaban como los objetivos principales. Los refuerzos no debían pasar de los 25 años. Según la hoja de ruta, de acá a 2021, el plantel estudiantil debe estar compuesto por el 35% de los futbolistas formados en casa.

Y pese a que a comienzo de temporada se trajo a Ángelo Araos (21 años), que ya partió a Corinthians, Yeferson Soteldo (21 años) y hoy a Ángelo Henríquez (24 años) la renovación está lejos de llegar a la Cisterna. “La idea de este directorio es renovar el plantel, bajar la edad. Pero siempre pasa que le terminamos renovando a los de más edad porque no aparecen alternativas”, dicen desde la mesa de la concesionaria.

Y el recambio no solo se ha estancado por el arribo del defensor Rafael Vaz. El caso del defensor de 29 años se suma a las recientes renovaciones de Matías Rodríguez, de 32 años, de Johnny Herrera (37 años) y Gustavo Lorenzetti hasta diciembre de 2019. Hoy, el equipo azul promedia una edad de 27 años. A esos nombres se le suma la vuelta de Gonzalo Espinoza y Sebastián Ubilla, ambos jugadores de 28 años.

Lo cierto es que Kudelka apuesta por la renovación. Sabe que el equipo necesita un nuevo aire. Es por esto, que a final de temporada, analizará caso a caso los futbolistas que terminan contrato en la escuadra estudiantil. Gonzalo Jara (32), Felipe Seymour (31), Christian Vilches (35), Rafael Caroca (29) y Rafael Vaz (29).

Seguir leyendo