La revolución juvenil rusa

Comandados por Khachanov, Rusia lidera el recambio del tenis mundial.


Diestro y de revés a dos manos. Veintidós años, de espigados 1.98 metros de estatura -los mismos que Nicolás Jarry- y 85 kilógramos. Sus moldes son el astro del tenis ruso Marat Safin y Juan Martín del Potro. Ese es Karen Khachanov, el joven tenista que el domingo revolucionó el circuito mundial tras arrebatarle a nada menos que Novak Djokovic su invicto de 22 partidos en línea. Lo hizo, además, justo en el retorno del serbio a la cima del ranking ATP.

Nacido en Moscú el 21 de mayo de 1996, el bombardero Khachanov es parte de la camada rusa que viene a renovar la cara del gigante europeo en el circuito mundial. Por ahora, es el líder de esta generación, aunque lo acompañan también Daniil Medvedev (16º) y Andrey Rublev (68º), ambos de 21 años. Los tres ahí, llenando de esperanzas a una nación que, desde Safin, no encuentra a una gran figura en su tenis. Ahora, en cambio, cuentan con dos Top 20.

Eso sí, es Khachanov quien se lleva todas las miradas. Ya a los 17 años, su promisoria carrera era seguida por varios especialistas, lo que le valió recibir una wild car para disputar su primer ATP, el 250 de Moscú. Lo hizo sin debutar como tenista profesional y ocupando un anónimo puesto 808º del ATP. Allí comenzó su revolución: derrotó al español Albert Ramos (cuando este marchaba 72º) y al serbio Tanko Tipsarevic. Cayó en cuarta ronda ante Ivo Karlovic, pero ya su figura había irrumpido entre las nuevas generaciones.

Ahora, cuatros temporadas más tarde, se quedó con el primer Master 1000 ganado por un ruso desde Nikolay Davydenko en Shangai de 2009, se alza como la nueva figura del tenis euroasiático.

Medvedev, en cambio, recién comenzó a resonar el año pasado. El ATP 250 de Chennai, donde alcanzó su primera final ATP, fue donde ya todos supieron de él.

Rublev es quizás el más precoz de todos. Debutó en 2011, en una fase previa de un torneo en Luxemburgo, con apenas 13 años. A partir de 2012 comenzó a jugar regularmente en el circuito juvenil. En 2014, alcanzó cuartos de final en el Abierto de Australia, además de dos dos finales en España e Italia, pero su gran éxito el título junior de Roland Garros.

Eso sí, no están solos. Australia, Alemania, Estados Unidos e incluso Chile poseen dos o más figuras dentro de los 100 mejores del circuito. Pero ahora, eso sí, es Rusia quien domina. Sus tenistas son los mejores ranqueados y los que más están ganando. La revolución juvenil ya comenzó.

#Tags


Seguir leyendo