A la Roja la miran desde lejos

Las señales de Reinaldo Rueda, DT de Chile, indican que es muy difícil que Vargas, Díaz y Bravo estén en la Copa América. El delantero, por indisciplina; el volante y el meta, por razones deportivas e internas. El técnico se mentaliza sin ellos.


La Copa América 2016 pudo ser la última de tres grandes referentes de la selección chilena: Eduardo Vargas, Marcelo Díaz y Claudio Bravo. Todos fueron titulares en aquella histórica final ante Argentina, disputada en el MetLife Stadium. Sin embargo, casi tres años después, la opción de que vuelvan a disputar el torneo de selecciones más antiguo del mundo se ve lejana, difícil.

El escenario ha cambiado bruscamente. Hoy, ninguno de esos tres inamovibles de la generación dorada es considerado por Reinaldo Rueda, técnico de la Roja. Errores propios, lesiones o simples razones futbolísticas. La realidad es que el colombiano tiene sus motivos para prescindir de quienes por años fueron pilares fundamentales de la Roja.

El caso de Turboman, uno de los máximos goleadores de la historia de la Selección, trasciende lo futbolístico. Por primera vez, el entrenador reconoció que no convoca al delantero de Tigres por un acto de indisciplina. Así lo reveló en una entrevista con La Tercera publicada ayer.

“Es una decisión mía en la que influyó su comportamiento en Suecia. Y después, brindé la posibilidad a otros en esa posición (…) ¿Si llegó borracho? No, en ningún momento. Pero queremos que cada día haya un buen comportamiento en la Roja. En todos los órdenes. En el comedor, en el bus, en los viajes, en la forma de presentarse, en todo”, confidenció el cafetero.

En esa ocasión, Vargas solo jugó unos minutos en el amistoso ante los suecos y luego frente a Dinamarca, debido a que su conducta no fue la adecuada, según confirmó el entrenador. Una pésima carta de presentación, ya que se trataba de la primera gira al mando del nuevo DT, para el que la convivencia es fundamental.

En cuanto a Carepato, el volante de Racing de Avellaneda, pese a destacar en Argentina, no ha sido considerado en ninguna nómina del nuevo proceso. “Tengo claro que me sacaron de la Selección”, sostuvo Díaz en el diario Clarín de Argentina, en referencia a un posible veto de parte del camarín, por su supuesta cercanía con los periodistas.

Si bien Rueda se declara admirador del mediocampista, aseguró que hoy está mirando otras alternativas. También dijo que le llama la atención la cantidad de elogios que recibe el jugador de parte de los medios de comunicación.

Pese a descartar la existencia de un veto de parte de los jugadores y que si aquello ocurriera no lo consideraría, igualmente advirtió que si la presencia de Díaz genera problemas, evaluaría no llamarlo para proteger la salud y la armonía del grupo.

El regreso de Díaz se ve complejo, ya que para Rueda, además, ese puesto está bien cubierto, pues considera que tiene alternativas de sobra y con proyección. “Ninguno de los que lo elogia está trabajando por el futuro de Chile, y yo sí”, cerró.

En el caso de Bravo, el arquero parece haberse cavado su propia tumba al automarginarse de la primera gira por Europa, arguyendo problemas personales y con el expresidente de la ANFP Arturo Salah. De ahí en más no ha vuelto a ser llamado y menos después de que se lesionara gravemente.

Para Rueda, Gabriel Arias será el titular de la Roja en la Copa América, si todo sigue su curso normal, más allá de la recuperación del excapitán. Y aunque no le cierra completamente las puertas a ningún jugador, las señales del seleccionador son claras: Vargas, Díaz y Bravo ya jugaron su última Copa América y no estarán en Brasil 2019.

Seguir leyendo