La U rescinde ahora al DT de porteros

Autor: M. Parker

La insólita situación de Gustavo Flores terminó como más se temía: siendo despedido por Universidad de Chile.


La insólita teleserie del preparador de arqueros de la U, terminó de una manera surrealista: despedido. Gustavo Flores, en el club desde 2016 (llegó con Sebastián Beccacece), tenía que renovar en diciembre. Problemas en la negociación evitaron su presencia en la ida ante el Melgar. Firmó su contrato al fin el viernes pasado, pero no fue inscrito a tiempo para la vuelta de Libertadores, por lo que fue expulsado de la cancha por la Conmebol a mitad de partido. Y ayer, mientras entrenaba normalmente, fue notificado de que debía irse…

Flores entregaba las primeras instrucciones a Johnny cuando le anunciaron que no seguía. La orden venía de Sabino Aguad, gerente deportivo, que hace una semana aseguraba su continuidad.

El argentino había reclamado airadamente el martes por lo que entendió un nuevo desprecio intolerable de la gerencia deportiva. Realizó el calentamiento de Johnny, siguió el primer tiempo en la banca, pero en el intermedio, fue sacado por la Conmebol por no estar inscrito. Una humillación que ya había vivido en Arequipa, luego de viajar sin haber firmado un contrato que le instaron a modificar hasta en cuatro oportunidades. Se indignó tanto que el club decidió cortar el vínculo.

Matías Torres, de las inferiores, asumirá el puesto de manera interina. Alex Whiteley, despedido de la Selección en diciembre, asoma para tomar la vacante.

Seguir leyendo