Las definiciones de un emocionado Salas

Salas

El DT albo derramó lágrimas en su recorrido por el Monumental, en un paso lleno de simbolismos y agradecimientos. Pidió cuatro o cinco refuerzos.




El primer día de Mario Salas como entrenador de Colo Colo tuvo muchas emociones. Al ver su nombre en el camarín, se emocionó hasta las lágrimas y al ingresar a la cancha del Monumental se sacó los zapatos y recorrió descalzo el césped del recinto. "Hoy ha sido un día muy especial, llegar al Monumental, al camarín; ver mi nombre en mi asiento me puso la piel de gallina. Después, recorrer algunos lugares que frecuentaba hace 20 años y que permanecen. Han cambiado, lógicamente, pero son muy similares", explicaría minutos después, en una de las conferencias de prensa más concurridas de los últimos años y que también tuvo momentos bastante distendidos.

"Parto con la idea de agradecerle a Dios, a la dirigencia de Colo Colo, a Marcelo (Espina) la confianza que tienen en este cuerpo técnico, de darnos la posibilidad de dirigir al club más grande de Chile. Se hace realidad un sueño. Para mí es muy importante por mi afinidad y por la relación que he tenido con este club a través de toda mi vida. Al principio como hincha, después como jugador y ahora como técnico. Se alarga y se hace permanente una relación, un sentimiento, una emoción bastante fuerte y es de esperar que nos traiga buenos dividendos, no tengo ninguna duda de que así va a ser", señaló.

El viñamarino también expresó su intención de no reforzar la zona defensiva. "De mediocampo hacia adelante. Esos son los puestos. Eso vamos a ver. Cuatro o cinco refuerzos y vamos a considerar también cómo está el plantel. Por ahí va", comentó. Y apuntó: "La evaluación del plantel es positiva, Colo Colo tiene un nivel cualitativo alto, grande".

En los casi 45 minutos que duró la rueda de prensa, Salas se refirió a su metodología y también a las figuras históricas que lo motivan. "Tengo varios referentes. Por esto me molestaba el tema del Comandante. Mi afinidad por el Che Guevara nunca ha sido tanto como lo piensan. Tomé algunas frases del Che que representaban cosas que queríamos", explicó, para luego añadir: "He explorado en el tema maorí, en los All Blacks. Me he acercado a otras ideas de liderazgo. Además, me gusta mucho el rugby, que era amateur y ahora es más profesional. Me abro a muchas cosas, no solo me quedo lo del señor Guevara".

En esa línea, no descartó también utilizar la cultura mapuche como inspiración. "Siento que el pueblo mapuche merece un estatus distinto del que tiene en nuestra sociedad y parte por un tema educacional en todos los chilenos", indicó.

El nuevo entrenador del Cacique partió de vacaciones ayer y regresará al trabajo con el plantel el próximo 2 de enero, para dar inicio a la pretemporada, que se desarrollará en el balneario argentino de Pilar.

Comenta