Las grietas que dejaron las ácidas críticas de Dudamel en la interna de la U

Molestia, sorpresa y la sensación de que el DT se está poniendo el parche antes de la herida. Las quejas al sistema de contrataciones del club obligaron a una cita de emergencia con el venezolano.


No podía se otra forma. Las duras quejas de Rafael Dudamel al sistema de contrataciones de Universidad de Chile y su pública inconformidad con el plantel que dispone abrieron heridas en el club. Nadie se esperaba una crítica tan destemplada, comentan desde Azul Azul. Menos todavía cuando no falta mucho para enfrentar a San Lorenzo de Almagro por la Copa Libertadores. Pero el venezolano habló y habló muy fuerte, lo que generó un remezón en la interna.

No voy a prestarme para ser escudero de nadie. Cada uno asume sus responsabilidades en esto. He tenido poca injerencia en la confección del plantel. Lo entiendo. Aunque no es un ejercicio agradable”. Esta es solo una de varias frases que mandó el venezolano a la dirigencia estudiantil a través de la prensa. El viernes por la tarde, a medida que se iban reproduciendo sus palabras, desde la cúpula del iban quedando cada vez más perplejos.

La molestia del entrenador apuntaba directamente a Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas, los directores deportivos del chuncho. Dudamel reclamó falta de espacio y respeto hacia sus propuestas en la búsqueda de jugadores. En ese sentido, desde la U apuntan que desde hace mucho tiempo se fortaleció a la dirección deportiva para se haga cargo de reclutar refuerzos. Lo definen como una “metodología más efectiva y transparente”. Una alta autoridad del club explica: “Los técnicos no dan nombre, dan características”. Y, sobre la misma, destaca que si bien el DT no participó directamente en la búsqueda, sí estaba al tanto de los jugadores en carpeta, con la excepción de Ramón Arias y Marcelo Cañete, que sí lo quería en el equipo. “Dudamel pidió a Rodríguez, Sandoval y Andía” aseguran desde la cúpula de la U.

Como sea, había reaccionar de manera interna. El sábado, Rodrigo Goldberg sostuvo una reunión con el técnico para aclarar las cosas, revelan desde Azul Azul. Una conversación que también fue un rayado de cancha para evitar nuevas salidas de libreto. Lo cierto es que en la dirigencia del club interpretan que las declaraciones de Dudamel parecían más una forma de ponerse “el parche antes de la herida”, lo que generó mucha tensión en días clave antes del inicio de la temporada 2021.

¿Y las críticas de fondo a la conformación del plantel? Desde el CDA recalcan que se están buscando más nombres con las características que pide el Dudamel, con el perfil del club y que se ajusten al presupuesto. La tensión, sin embargo, quedó instalada. Y en suspenso, a la espera de una próxima conferencia de prensa del entrenador o de algún alto mando de la U.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.