Licencia para sufrir

Bolados, muy compungido, se retira del campo lesionado de la rodilla derecha. Foto: Agencia Uno.

Ya son ocho partidos sin ganar para Colo Colo. Cuatro derrotas y cuatro empates, incluyendo el de ayer ante Everton. Los albos no salen del penúltimo lugar y no logran recuperarse. Bolados, un nuevo lesionado para sumar a la crisis. Quinteros aborda el incendio Zaldivia y pide que el club cumpla con el jugador. En el revuelto plantel parten las muestras de apoyo.




“Éramos tan felices”. No pasó una hora después del triste empate 1-1 de Colo Colo ante Everton, en Viña del Mar, y Juan Manuel Insaurralde se desahogó en su cuenta de Instagram. La foto de una reunión en el patio en una casa, con Carlos Carmona, Jorge Valdivia, Agustín Orión y Matías Zaldivia y el texto dándole un apoyo total al defensa que hoy sabe que no recibirá el sueldo desde Blanco y Negro mientras no se recupere del corte del tendón de Aquiles que sufrió en septiembre.

Los hinchas del Cacique ya deben hacer un esfuerzo para recordar el último festejo en el Campeonato Nacional. Son ocho partidos desde que volvió el fútbol postcuarentena en que los albos no pueden ganar. Cuatro derrotas y cuatro empates, incluyendo el de ayer.

En Colo Colo todo está trastocado. El análisis futbolístico se subyuga ante la crisis institucional y el quiebre total entre jugadores y dirigentes. Y en medio de todo eso, el equipo más popular del país se estanca en el penúltimo lugar, con 11 puntos. Su último triunfo se remonta a marzo, ante La Serena. Luego del receso, el retorno con una caída ante Wanderers en el Monumental y una racha que tiene hundido al Cacique.

En Sausalito, Gustavo Quinteros hizo lo que pudo para levantar a un cuadro dolido y desmotivado, después del episodio Zaldivia. La falta de buen juego, por momentos, se confundía con desidia de algunos jugadores. Y eso Everton lo aprovechó poco en el primer tiempo, donde se fue en ventaja por 1-0, que bien pudo ser mayor.

Los albos se encontraron con el empate de Bolados, a los 57′, lo que les estimuló algo en el complemento. Pero muy poco, en coincidencia con la triste lesión de rodilla del propio Bolados, que salió casi llorando de la cancha. ¿Tendrá recorte de sueldo, según la nueva política de ByN?

Quinteros abordó el tema. Con diplomacia, pero también con claridad. Llamó a sus dirigentes a terminar con esta guerra y responderle a Zaldivia: “La única manera de salir de esto es estar todos juntos, unidos, y trabajar por el mismo fin. Si sigue habiendo conflictos entre jugadores y dirigentes va a ser difícil conseguirlo (...) Los jugadores van a respaldar siempre al jugador”, expresó el DT. Y añadió: “Espero que el club responda lo que tiene que responder y que el jugador sea atendido como merece”.

Ya se manifestaron el técnico, los jugadores (“En todas contigo, hermano @MatiZaldivia”, escribió Carmona), el Sifup y el agente del defensa. Falta la explicación de Mosa o Mayne-Nicholls, ayer presentes en Viña, aunque el daño al mal ambiente que ya había en Macul está hecho.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.