Lo que le queda por perder a Duco

Autor: Ignacio Leal

La Fedachi no le borrará su récord hasta que resuelva el TAS. Odesur discutirá quitarle antes su oro. La AMA quiere que le caiga un año más de castigo.


El castigo por dopaje que el viernes pasado recayó sobre Natalia Duco tiene flecos pendientes. Especialmente, el destino de sus conquistas y sus marcas logradas en el período posterior a la toma de la muestra que arrojó el positivo, el 18 de abril de 2018 en su casa de Ñuñoa.

Un mes después, el 18 de mayo, Natalia consiguió batir su propio récord nacional y dejándolo en 18,97 metros, durante competición escolar en Fort Lauderdale, Estados Unidos. No batía su propia marca desde Londres 2012, cuando lanzó 18,80.

Luego, el 7 de junio, se coronó con su cuarto oro consecutivo en los Juegos Sudamericanos, en Cochabamba, donde también impuso la nueva plusmarca del torneo, fijándola en 18,15 metros.

Pero esas hazañas deben ser borradas tras la comprobación de su dopaje. El Tribunal de Expertos en Dopaje chileno (TED) se declaró incompetente para determinar la invalidez de esos logros, pero otros organismos deben invalidar esas marcas, tachándolas como fraudulentas.

El 18 de marzo se cumplirá la fecha límite para que la atleta recurra al TAS, algo que ocurrirá según anunciaron sus abogados. Ahía buscará rebajar la pena que por ahora la tiene sin tiempo para llegar a los próximos Juegos Panamericanos, Mundiales y Juegos Olímpicos. Serán varios meses de espera para conocer el último veredicto. La Fedachi no va a actuar para borrarle su plusmarca hasta que no se produzca el último veredicto. “Tenemos que esperar el tiempo de apelación de la deportista en el TAS. Cuando esté el fallo definitivo, la IAAF va a operar para solicitar borrar o mantener los récords”, asegura Juan Luis Carter, presidente del atletismo nacional.

Odesur, en cambio, quiere moverse más rápido. Según el propio presidente del COCh y también director ejecutivo de la organización sudamericana, Miguel Ángel Mujica, será en el próximo comité donde se tome una decisión al respecto. “El 12 de marzo tenemos reunión de Odesur en Rosario. Ahí, uno de los temas a tratar es la medalla y el récord de Natalia Duco en ese evento”, comenta.

Y es que, al tratarse de un evento propio como los Juegos Sudamericanos, la determinación de quitarle su medalla dorada y la plusmarca obtenida entonces recae en la propia organización, por lo que su autonomía permite tomar una decisión más rápida, tal como se hizo en las decenas de casos de dopados en JJOO (regidos por el COI) o Panamericanos (a cargo de Odepa). Sin esperar obligatoriamente a que el recurso de la atleta ante el TAS prospere o no.

Pero apelar al TAS no es un paso necesariamente a favor de Duco. Al contrario, puede volvérsele en forma de aumento del castigo. “La AMA quería los cuatro años, por lo que ahora no hay que descartar que se puedan incorporar junto a sus abogados a la parte denunciante en el TAS”, asegura una fuente del proceso.

Seguir leyendo